Odinismo y Wicca: dos caminos en el paganismo.

The_Meaning_of_Witchcraft, wiki
Hay un sentimiento de auto-estima de grupo cuando un grupo de cultura comienza moviéndose desde el inferior al más alto nivel de contexto y ya no siente una necesidad de confiarse a otro grupo para las directrices en cómo vestirse, cómo actuar, cómo hablar, qué clase de música es apropiada, qué comida debiera ser preparada, qué constituye la belleza, y así sucesivamente. Durante las pasadas tres décadas, este sentimiento ha sido unánimemente descrito como `orgullo’ –orgullo negro, orgullo chicano, orgullo gay, etc. – y esto es lo que los primeros reconstruccionistas estaban sintiendo; sin embargo, tan pronto como alguien usa el término `orgullo blanco’ un pelotón de banderas rojas se alzan, al parecer lo que está permitido para el resto de los pueblos y culturas que se reparten por la tierra está prohibido para los blancos, el recuperar nuestra cultura ancestral parece convertirse en un delito, con continuas acusaciones de “racismo” y similares. El ímpetu inicial, entonces, para el moderno Odinismo reconstruido era un deseo de sentimientos de orgullo acerca de su pasado, más que intentos de autoexclusión. Hubo dos acontecimientos en 1974, los cuales excitaron el interés de muchos de los primeros seguidores del Odinismo reconstruido:

– La transmisión de Raíces de Alex Haley por la televisión nacional
– El reconocimiento de Rodilla Herida por miembros del Movimiento Indio Americano.

Entre los tempranos seguidores de Odinismo, estos dos eventos cargaron muchos significados:
1) Que la reconstrucción de la pasada cultura de uno era importante.
2) Que aquellos de ascendencia germánica no eran necesariamente `los malos’, sino que habían tenido una herencia espiritual y cultural tan importante, noble y rica como cualquier otra.
3) Que la reconstrucción que estaba en camino era una acción apropiada y correcta que tomar.
Los primeros reconstruccionistas tenían una meta, una razón y roles modélicos de gente que había tomado un camino similar. En segundo lugar, ellos conocían algunos de los enemigos junto al camino, aquellos de quienes deberían estar atentos. Para las mentes simples, “enemigos” eran los de otro color de piel, pero para aquellos de alguna sagacidad, el enemigo comprendía a quienes “mezclan herencias culturales”. Estas personas, pertenecientes muy frecuentemente a la new age como tendencia filosófica, frecuentemente debilitaban la herencia cultural al diluirla. Mezclar parece destruir toda la importancia del contexto en el cual una herencia cultural prospera mediante un proceso de homogeneización; al menos, esto es tal cómo los pueblos nativos han estado describiendo sus razones para reclamar su pasado. Algunos grupos para prevenir diluir han escogido reservar ceremonias y rituales que dependen del contexto sólo para los miembros de la comunidad, hasta el punto de que algunas tribus incluso están recomendando leyes tribales para evitar revelar secretos tribales y asimismo contra los miembros de la comunidad que participen en ceremonias de imitación conducidas por personas ajenas a la misma, lo cual ha erizado las plumas del populacho new age.

El proceso de reconstrucción, sin embargo, tomó un largo rodeo por alrededor de 20 años. El miedo de llegar a ser confundidos como supremacistas blancos y con la mayoría de los nuevos conversos viniendo desde las arenas más progresivas de wicca y del new age, los reconstruccionistas del Odinismo olvidaron su deseo original de “volver a sus raíces” y se enfocaron principalmente en edificar un repertorio de complejas y bellas ceremonias para cada estado de la vida completa con un calendario ceremonial sólo rivalizado por el de la Iglesia Católica.[1] 
Una grieta tuvo lugar en la reconstrucción, que puede ser o no reparable. Los conversos llegando desde el lado new age, se enfocaron no sólo en reconstruir el lado religioso de cosas, sino en desarrollar teorías y filosofías al punto de que ya no reflejaban la realidad. Estos conversos frecuentemente wiccanos practicantes, wiccanos buscando una nueva `cultura’[2] o recientemente convertidos desde la wicca u otra secta new age son habitualmente muy bien educados y prefieren vivir en un mundo de abstracciones, modelos (como los modelos cosmológicos discutidos antes), y teorías (como aquél del wyrd), mientras rápidamente se divorcian de las realidades de la vida. En la otra mano, grupos más pequeños y frecuentemente muy activistas, aunque normalmente menos instruidos, comenzaron su campaña para `limpiar’ el Odinismo enfocándose en los físicamente más obvios aspectos donde el reclamar nuestra identidad era objetivo irrenunciable. Además de ceñirse en su integridad respecto a los fundamentos de la cosmovisión germánica, su filosofía ha permanecido más cercana a la realidad, en vez de ser arrastrados en los abstractos dominios platónicos de la teoría “supraterrenal”.

“El propósito de la AHF (Allgermanisches Heidenische Front) hoy es ser una institución para el desarrollo y reconstrucción de nuestra cultura integral. Esto quiere decir que buscamos reunificar la herencia ética y moral de nuestros pueblos históricos en simbiosis con desarrollo moderno de nuestro mundo. El problema, tal como lo vemos, es que estamos perdiendo aquellos que representan nuestra identidad frente a la siempre creciente hegemonía de la cultura trivial y globalizante, un fenómeno que consideramos como absolutamente contraproducente y devastador para la herencia cultural del mundo. Con algún éxito, la 
tarea de salvar la cultura hereditaria está siendo sostenida en otras partes del mundo, pero ello requiere devoción e interés. Nuestro objetivo `tratar de influenciar el camino de nuestra cultura’, puede parecer una tarea abrumadora, pero movimientos influyentes han existido antes y todavía hoy, como por ejemplo, el movimiento contra la globalización; ATTAC. Como tarea que cualquier movimiento recién nacido ha de hacer, nosotros trabajamos cercanos a la tierra, al nivel de la raíz de hierba. Nuestros objetivos pueden ser sólo alcanzados por la instrucción y la iluminación.”[3]

La declaración de su misión en su página web no es particularmente ofensiva para nadie y es muy cercana al punto de partida del reconstruccionismo. Actualmente las perversiones continúan ocurriendo en ambos lados. El lado new age pervierte por perder el contexto y enfocarse en la pompa y la ceremonia. A causa de que el contexto cultural ha sido disminuido, es necesario para este grupo generar fantásticas ceremonias y rituales basados en la filosofía religiosa de Odinismo, pero como en una melodía de jazz, una variación desde el original conduce a la siguiente y así hasta que la gente está comprometida en un ritual que ya no refleja más la realidad, sino que corrientemente la última variación; más allá de las variaciones sin sangre de la melodía original de la cultura germánica que conducirán a Odinismo al camino de la completa homogeneización hasta que sea indistinguible de cualquiera de las otras religiones alternativas.

odin2El mantenimiento de la familia y la construcción y mantenimiento de la comunidad física son completamente consistentes con la herencia cultural germánica y no requieren de la pérdida de contexto ni la de cultura. Reenfocar la atención al mundo real, más que a una comunidad Odinismo en internet, y en los problemas reales en un intento de encontrar soluciones reales más que tratando sólo con imaginarias correspondencias entre hombres y dioses o con imaginarios enemigos, es probablemente el acto espiritual más grande en el que uno puede comprometerse. El término “folkish”[4] representa ya la corriente mayoritaria dentro del Odinismo a nivel mundial y sus connotaciones negativas tienden a ser superadas poco a poco. Odinismo ya no está sujeto a préstamos como se discutió al principio de este ensayo, y la mayoría de aquellos préstamos traídos al principio han desaparecido. Como fue establecido más arriba, si la ceremonia religiosa es la expresión de una cultura dentro de un contexto, la espiritualidad es un poco más que la acción propia dentro de la misma, así parece razonable entonces que la comprensión de la cultura debe venir como antesala del hecho religioso.

Espiritualmente, entonces, será la determinadora de los “adornos” que tenga la religión. Mediante la interacción con la comunidad y las familias, además adquirirá significado y son estos aspectos entonces los que contendrán el enfoque central durante su expresión. Trazar un círculo mágico wicca al inicio de un blót no tiene otro significado para la cultura que el de una copia extranjera. Por el contrario, el autor está consciente de que un/a Seiðrman/Seiðkona que practica una forma de sanación que utiliza un lazo el cual fue encontrado en una jornada de recolección de hierbas, sostiene que el lazo es para mantener protegida el alma del paciente mientras la sanación está tomando lugar.

¿Cuál es la diferencia entre “copiar” y “adquirir”, entonces? Una de las defensas frecuentemente empleadas por los conversos new age cuando acusan al Odinismo de comprometerse en una aproximación facilista es “Bien, Odinismo ha sobrevivido continuamente durante siglos, ha evolucionado y se ha adaptado a los nuevos desarrollos!” El problema con el argumento debiera ser obvio, sin embargo. El acusado es cargado con un significado transferido desde un mundo e instalado intacto en un segundo. Las palabras claves son “evolucionado” y “adaptado”. Con ambas palabras, la implicación es que el significado fue generado por interacción entre el objeto y el seguidor de Odinismo. Al levantar una ceremonia, cerrarla, abastecerla, envasarla y ponerla en un contexto Odinismo desvía la evolución completamente (aunque su “uso” pueda requerir alguna adaptación); la imitación no es mucho mejor. La cultura, en una situación copiada, está siendo forzada a expresarse a sí misma según el capricho y el fundamento religioso del que controla y ningún caso tiene avanzar más allá de un (nombre de religión de origen) coloreada “nórdicamente”. La reconstrucción se detiene en este punto y el proceso de homogeneización se hace cargo.

Si Odinismo continúa su recorrido como una religión reconstruida más que siendo absorbida por el movimiento Wiccano siempre creciente, los adherentes necesitarán mantener muy claras las fronteras acerca de quién es Odinismo y quién no lo es. Los juicios necesariamente serán hechos, y, como en el pasado, las percepciones serán desarrolladas.

Los seguidores, como los nativos americanos lo han hecho, necesitarán comenzar denegando la entrada a aquellos que llegan desde el exterior deseando sólo imitar más que comprender, pero también necesitarán comenzar a fiscalizarse a sí mismos, trayendo a cuestionamiento aquellas cosas, comportamientos, creencias o acciones que pueden haber sido copiadas, tirando afuera aquellas que claramente no lo son.

1) Aceptar que Odinismo como cosmovisión está probablemente completa (pero no plenamente interpretada) y puede auto desarrollarse por sus propios medios.

2) Aceptar a Odinismo como la religión que es la expresión de nuestra cultura subyacente.

3) La espiritualidad Odinismo está basada en la interacción con el mundo real en un camino que sostiene el bienestar de la familia y la comunidad.

4) Las “Recompensas finales” para los odinistas germánicos siempre estarán en correlación directamente con la memoria dejada tras la muerte de uno.

5) La familia es la más pequeña unidad reconocible en Odinismo; el individuo no es sino una parte de la familia. “Feroz individualismo” es tanto un concepto extranjero como moderno.

6) La comunidad geográfica es la última línea de defensa para una familia,

7) La tierra sobre la cual una comunidad geográfica está construida y sustentada es sagrada.

8) La comunidad está naturalmente dividida en tres clases; siguiendo la trifuncionalidad indoeuropea:

-Sacerdotal y soberana
-Guerrera
-Agricultores, autónomos, trabajadores…

Cada una de ellas rinde culto específicamente a cada deidad Odinista –los individuos orando directamente a los dioses fue tomado del cristianismo hace un milenio y eso debe ser eliminado-. Nuestros Ancestros, espíritus de la tierra y espíritus del hogar deben ser correctamente reinstalados y reintegrados a nuestro culto.

9) Desarrollar nuevos “adornos” que sean:

a) Localmente significativos
b) no copiados
c) consistentes con la cosmovisión germánica.


[1] Our Troth, 1993, editado por K. Gundarsson tiene un calendario con más de 30 días en un año marcados con una ocasión u otra.

[2] Wicca es única como una religión pagana en la que su forma básica está desprovista de una cultura. Las religiones paganas tradicionales, es decir, no relacionadas al cristianismo, el Islam o el Budismo, son los subproductos de culturas específicas. Wicca, en el otro extremo, como el cristianismo, es una pizarra en blanco cuando viene a una cultura y por lo tanto, es hábil para, parasitariamente, incluir cualquier cultura con la que tome contacto. Si bien el autor no tiene conciencia de que no han sido hechos estudios acerca de esto, sería interesante realizar el estudio del proceso por el cual un grupo Wiccano penetra durante el “proceso de culturización” como también los tipos de adornos de los que toma posesión. Muy ciertamente, hay un patrón aún no descubierto.

[3] Tomado de la página índex en http://heathenfront .org/

[4] El término folkish parece haberse originado con la reformulación de la desbandada Odinismo Free Assembly en la Odinismo Folk Assembly. La palabra es frecuentemente considerada como peyorativa por sus oponentes, los Odinismo religiosos (quienes son peyorativamente llamados universalistas por los folkish). El uso de estos términos en una discusión es casi resultado cierto de altercados verbales y está frecuentemente prohibido en las modernas lista de correo.

Bill Linzie

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *