EL ESTADO GRIEGO HA RECONOCIDO FINALMENTE LA RELIGIÓN ÉTNICA HELENA COMO UNA ‘RELIGIÓN CONOCIDA’

Al igual que la Comunidad Odinista de España-Asatru, COE, que legalizó el pagismo en España en ele año 2007, otra entidad con espíritu de lucha y sacrificio,  el (YSEE),  el Consejo Supremo de Griegos Gentiles, ha hecho lo propio en Grecia, a pesar de  la férrea oposición de la Iglesia Ortodoxa; el YSEE ha conseguido en 2017 lo que COE logró en 2007.

Queda mostrado una vez mas que nuestros derechos solo pueden ser arrancados mediante luchas épicas. Nada nos dan ni nos darán, por mucho que tengamos derecho a ello legalmente.

Hoy la COMUNIDAD ODINISTA DE ESPAÑA-ASATRU, COE, está inmersa en una lucha de semejante calibre que la de los griegos. LA DECLARACIÓN DE NOTORIO ARRAIGO DEL ODINISMO-ASATRU  por parte del estado. Solo la unión de todos los esfuerzos aunados en una misma voluntad  harán posible esta victoria sin precedentes en la Europa meridional. Desde COE felicitamos a nuestros hermanos griegos y pedimos a nuestros Dioses Fuerza y Honor para llegar a cumplir nuestros objetivos.

Atenas, Grecia – El 9 de abril, el Consejo Supremo de Griegos Gentiles (YSEE), una organización religiosa que trabaja para restaurar la religión indígena de Grecia, emitió un comunicado diciendo que el politeísmo griego ha recibido el estatus legal en Grecia. Antes de esto, los paganos griegos no tenían libertades religiosas tales como la posibilidad de comprar un terreno para crear lugares de culto ni podían tener clero pagano y realizar ceremonias tales como de matrimonio.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Ly_E6DLHYo8]

Ayer, el secretario del Consejo Supremo de Griegos Gentiles (YSEE) anunció que después de más de veinte años de lucha, el Estado griego ha reconocido finalmente la religión helénica como una ‘religión conocida’ de acuerdo con el párrafo 17 de la ley correspondiente – la única forma de reconocimiento para una religión en Grecia. El párrafo mencionado incluye el permiso para construir un templo, así como el derecho de ejercicio público de cualquier religión reconocida.

El reconocimiento de La religión helénica como una ‘religión conocida’ es sólo el primer paso hacia un reconocimiento general del helenismo. Ahora el YSEE en Atenas todavía está esperando para ser reconocido como un órgano estatutario religioso en Grecia. El Consejo Supremo de Griegos Gentiles se acercará a la Corte Europea de Derechos Humanos de Estrasburgo si el estado no les deja otra opción, dijo su secretario.

A diferencia de Estados Unidos, Grecia no tiene una ley de libertad religiosa específica incorporado en su ordenamiento jurídico. En su lugar, se rige por la Organización de las formas jurídicas de las comunidades religiosas y sus organizaciones en Grecia . A partir de ahora, sólo seis religiones fuera de la fe ortodoxa griega son reconocidos como «religiones conocidas. Y, incluso aquellas prácticas que permitan alcanzar este estatus a menudo se enfrentan a una dura batalla en el ejercicio de sus derechos. Por ejemplo, los musulmanes en Atenas han luchado por más de 10 años para construir una mezquita, y hasta ahora no han tenido éxito.

 

Consejo Supremo de Griegos Gentiles

El reconocimiento de la religión griega se produjo después de que fue rechazada en 2015. De acuerdo con la YSEE, el rechazo demostró que el gobierno griego, “… aún tiene que deshacerse de sus caprichos bizantinos y medievales y […] incapaces de respetar la dignidad con su propias leyes “.

“Se ha rechazado por intermedio de su Tribunal de Primera Instancia, la moción firmada por cientos de Ethnikoi helenos para obtener el reconocimiento como una entidad pública de carácter religioso para su origen ancestral, indígena, e históricamente continua hasta nuestros días a pesar de crueles persecuciones por el cristianismo.”

YSEE se ha registrado actualmente como una organización sin ánimo de lucro y, como se explica en su página web, ha estado en la primera línea en la batalla en curso para el reconocimiento de la comunidad religiosa.

Entrevista con el Sr. Vlassis Rassias, el secretario general del Consejo Supremo de Griegos Gentiles, sobre lo que significa para los paganos helenos étnicos en Grecia y cuáles son los siguientes pasos son en el logro de la derecha religiosa en Grecia.

PREGUNTA: Si este es el primer paso hacia un reconocimiento general del helenismo, ¿cuál es el siguiente paso?

Vlassis Rassias : Este fue el reconocimiento de nuestra religión como tal, por las autoridades oficiales del Ministerio de Educación y Asuntos Religiosos griega. Para su crédito, nos dieron permiso oficial para un lugar de culto en Atenas, promoviendo así la religión étnica Helénica a la condición de “religión conocida” en Grecia, según el artículo 3 de la Constitución. El siguiente paso para nosotros es el reconocimiento de la organización oficial de la religión étnica Helénica (el Consejo Supremo de Griegos Gentiles, YSEE) como una corporación legal de carácter religioso, de acuerdo con la relativamente reciente Ley 4301/2014, algo que es hasta el momento absurdamente rechazada por los tribunales griegos, que resisten nuestro propio nombre, y más particularmente el término “étnico”, aunque las autoridades oficiales del estado ya nos han aceptado bajo nuestro título propiamente Helénica religión étnica. Tenemos una situación bastante extraña aquí, exactamente lo que nuestros antepasados llamaban “tragelafos” ( “τραγέλαφος”).

PREGUNTA: ¿Cómo se YSEE informó que la religión griega es ahora una religión conocida?

VR : Se recibió la respuesta oficial de las autoridades oficiales del Ministerio de Educación y Asuntos Religiosos, griega en respuesta a una solicitud de la nuestra, que había presentado junto con el gran número solicitado de documentos estatales, que certifica la idoneidad de nuestro lugar de culto , en cuanto a su legalidad, seguridad contra incendios, saneamiento, y tal. La respuesta mencionado anteriormente también se notificó a diversas autoridades competentes, como el Ministerio del Interior, la Oficina de Registro, y tal.

TWH: Lo que se gana por ser reconocido como un organismo de derecho público religiosa?

VR:  Estamos ahora bajo la protección de la ley, en el mismo grado que el resto de 5 – 6 religiones no cristianas que ya están clasificados como “religiones conocidas” en nuestro país. Podemos registrar a partir de ahora nuestros hijos en el Registro Civil como pertenecientes a la religión helénica étnico, y vamos a realizar rituales de la boda hellenic con pleno valor jurídico. Seguimos siendo a pesar de una organización sin ánimo de lucro, no es un organismo de derecho público religioso. Como órgano estatutario religiosa, que es lo que por el momento se niega a nosotros, vamos a funcionar más adecuadamente en los asuntos que conciernen a nuestra religión y, por supuesto, no vamos a pagar todos los años los 500 – 1.000 euros con cargo desde 2011 por el Estado griego en deuda en todas las organizaciones sin ánimo de lucro.

PREGUNTA: ¿Era YSEE responsable de este cambio en el estado? ¿Qué hicieron vds para que esto sucediera?

VR : Este y todos los futuros logros de los objetivos de la Hellenic religión étnica, es y será el resultado de la lucha ininterrumpida, estratégica, colectiva y dedicada de nuestra organización que este mes de junio celebra los 20 años de su funcionamiento con su nombre actual . Una década antes de la fundación de YSEE que operaban a través de “diipetés” ( “Διιπετές”), una revista trimestral ya desaparecida para la defensa moral y la restauración de nuestra religión.

El Sr. Rassias dice YSEE estará celebrando el reconocimiento legal de su religión durante su celebración anual de Charisia-Aphrodesia, que es una práctica religiosa en honor de Afrodita y la beneficencia, el 22 de abril.

Apreciaciones sobre el Honor en el Odinismo

En buena medida, la dificultad de explicar y definir el honor reside en que es un valor fuertemente autorreferencial. O bien se explica por sí mismo, o bien resulta muy difícil de describir. Tratar de explicarle el honor a un corrupto o a un codicioso ególatra es como tratar de expresarle los colores a un ciego, o la música a un sordo. Dado esto, se comprende por qué todo lo relativo al honor se vuelve rápidamente circular: somos dignos de respeto si nos comportamos con honor y nos hacemos honorables respetando nuestra propia dignidad.

Una de las cosas importantes es comprender que la dignidad no es un atributo automáticamente adjudicable a cualquier persona como muchos sostienen o, al menos, pretenden sostener. La pura y triste verdad es que hay personas indignas. Porque a la dignidad hay que ejercerla. El respeto primero hay que ganarlo. Es muy encomiable eso de que hay que respetar a los demás y respetar la dignidad de los demás. Pero ¿qué hacemos con quienes no se respetan ni a sí mismos? ¿Qué dignidad vamos a respetar en quienes no tienen dignidad? ¿Acaso es posible rendirle honores a alguien que no tiene honor?

Otro aspecto importante es que el honor, como muchos de los demás valores que veremos luego, constituye una avenida de doble vía. Es un valor que está en uno mismo y que se reconoce en el otro. Sin embargo, aun si la avenida es de doble mano, la circulación no es automática. El valor está en uno mismo sólo si se lo cultiva y se lo ejerce. Y se reconoce en el otro sólo si el comportamiento de este otro permite inferir o deducir un valor similar. Un honor sin el comportamiento correspondiente es pura fanfarronería vacía de contenido real. Si me descuelgo con el proverbial “hijo mío, haz lo que te digo y no lo que yo hago” estaré dando, quizás, un buen consejo. Pero no por ello lo que hago se va a convertir en un comportamiento honorable.

Si todos tenemos – o no – la misma capacidad para ser honorables, eso es algo que admite el debate y puede discutirse. Personalmente, debo confesar que no creo que eso sea cierto, por más antipática que resulte la afirmación. He conocido en mi vida personas tan indignas y tan vacías hasta de la más elemental noción del honor que ni aún con la mejor buena voluntad del mundo he conseguido imaginarme cómo podrían haber seguido un camino diferente. Hay quienes afirman que el honor y la dignidad son producto de la educación y del medioambiente. No lo creo. Realmente no lo creo. En todo caso, o bien nuestra educación es un fracaso colosal, o bien muy poco es lo que puede o sabe hacer en materia de honor y dignidad. La corrupción y la deshonestidad generalizadas que hoy existen en nuestra civilización – y de las cuales todos se quejan amargamente – son una prueba bastante palmaria de que, en materia de decencia, con nuestros sistemas pedagógicos no hemos logrado gran cosa.

Creo que al cultivo y al ejercicio del honor lo promovería mucho más un buen sistema de premios y castigos que una sofisticada teoría educativa. Y no estoy pensando en castigos inhumanos, flagelaciones públicas, penas de muerte, o barbaridades por el estilo. En lo que pienso es en un sistema que promueva la honorabilidad y le ponga barreras prácticamente infranqueables a la deshonestidad. Mientras premiemos a los especuladores, a los arribistas y a los oportunistas sin escrúpulos con los puestos más altos de la escala social y mientras castiguemos a los simples honrados profesionales y trabajadores con los últimos puestos, poca esperanza tengo de que consigamos construir una sociedad basada en el honor y en el respeto a la verdadera dignidad. Será una opinión muy personal mía, pero creo más en un buen criterio de selección que en la supuestamente infinita educabilidad del ser humano.

Antiguamente se afirmaba que el honor se posee porque es un “patrimonio del alma”; pero el individuo puede perderlo al mancharlo con sus actos siendo que el árbitro, el otorgador y el protector del honor es Odín. Simultáneamente, se hacía la distinción entre “honor” y “honra”, afirmando que esta última es un bien que se adquiere y hasta se hereda siendo su árbitro, dador y protector el Rey.

Roque Barcia, en su “Diccionario de Sinónimos Castellanos” decía todavía hacia fines del Siglo XIX: “… el honor es una honra de sentimiento presente, nuestra. Es el caudal que hemos de legar a nuestros hijos. La honra es un honor tradicional, histórico, heredado; es el caudal que nos legaron nuestros padres. De modo que el honor es una virtud. La honra viene a ser una razón de estado, casi una jerarquía. El honor se tiene. La honra se hereda.”

De lo dicho creo que se desprende con bastante claridad que el honor no es una posesión garantizada. No es algo que se tiene, sin importar lo que uno haga en la vida. Puede perderse y, de hecho, las generaciones pasadas opinaban que es como la virginidad: se tiene o no se tiene y se puede perder una sola vez. Hoy en día quizás no seríamos tan estrictos. Considerando como están las cosas en el mundo, creo que deberíamos ser algo más indulgentes y admitir que hasta una persona honorable puede tener un momento de debilidad, o cometer un error grave del que no se sentirá precisamente orgulloso por el resto de su vida. Pero, de todos modos, tampoco exageremos demasiado con eso de la indulgencia y la tolerancia. Porque lo cierto es que la deshonestidad es un tobogán por el cual, una vez que alguien se deja deslizar, resulta muy difícil volver para atrás. Den ustedes un paso hacia la corrupción y la deshonestidad y, si consiguen deshacer el camino inmediatamente, quizás logren continuar siendo personas con honor. Pero si llegan a dar el segundo paso muy probablemente habrán perdido el honor para siempre. El deshonor es un pozo sin fondo del que no se sale. Por lo menos, no sin ayuda. Recuerden lo que dijimos acerca de quién es el que, según la tradición, otorga el honor.

Y esto es así porque, una vez perdido el honor se pierde también el respeto por uno mismo y por los demás. Y, habiendo perdido ese respeto, las personas pierden su dignidad. Entre otras razones, por eso les decía antes que hay personas indignas. Una persona deshonesta no es digna de respeto y una persona que no es digna de respeto es una persona indigna. El razonamiento es de hierro y no hay escapatoria. Es inútil perorar sobre una “dignidad humana” que se presupone en cualquiera por el sólo hecho de ser un miembro de la clase zoológica denominada homo sapiens. Hay personas que han tirado esa dignidad a la basura, o ni siquiera tienen noción de que existe en absoluto, y la sociedad no gana absolutamente nada siendo tiernamente condescendiente con ellas. Es más: la experiencia actual – e incluso 10.000 años de Historia – demuestran que ese criterio solamente sirve para disparar una decadencia que se ha vuelto irreversible.

Entiéndase bien: no es cuestión de ser inhumanamente crueles con las personas indignas. La cuestión es bloquearles terminante y definitivamente los puestos más altos de la estratificación social, especialmente los relacionados con aquellas funciones que afectan a todo el organismo social o, al menos, a un conjunto importante de seres humanos. No creo que el corrupto y el deshonesto merezcan necesaria y forzosamente la lapidación, la horca o el garrote vil. Pero sí creo que merecen el desprecio que generan y por cierto que no creo que hasta merezcan ser premiados con los niveles de status más altos de nuestra civilización. Especialmente no con aquellos niveles en dónde pueden luego tomar decisiones que nos afectarán a todos.

EL ODINISMO COMO COMUNIDAD SOLIDARIA

14ws01032

LA SOCIEDAD OCCIDENTAL EGOCÉNTRICA

La cultura occidental es profundamente individualista. Si alguien ha sido responsable de semejante desatino, ese ha sido el cristianismo. Fuente y origen del individualismo actual. En un sentido ético y religioso, la cristiandad ha sido siempre profundamente individualista. Su fundamental preocupación ha sido el bienestar, sobre todo en el otro mundo, del alma individual y mortal. Para ella todas las almas “han nacido libres e iguales. Esto distingue radicalmente a todo el pensamiento cristiano del de la antigüedad clásica anterior a la edad helenística” .

El cristianismo hubo de enfrentarse a las tradiciones culturales de su época que no contemplaban en absoluto la posibilidad de una relación directa entre Dios y el individuo. “La relación directa entre la criatura y su Creador es la base del individualismo occidental». En el Sermón de la Montaña Jesús actualiza los Diez Mandamientos formulando una moral “individualista e incluso antisocial:

El Reino de Dios es prometido a los pobres, a cada uno de ellos, no a la colectividad. El mandamiento ‘amaos los unos a los otros’ es un precepto individualista… Este mensaje evangélico del individualismo absoluto, tan ajeno a la sociedad, se enfrenta rápidamente a las sociedades de la Antigüedad. Después, por una curiosa metempsicosis, se encarna en una de las instituciones más extraordinarias de toda la historia de la humanidad: la Iglesia de Roma”.

Las creencias judeocristianas que alcanzan un mayor nivel de implantación social son aquellas que están impregnadas del veneno en las ideas de un Dios y un alma individual.

INDIVIDUALISMO=EGOISMO

Como bien está reconocido, el camino de la vida Asatru es una vía comunal. Es uno de los principios y valores que fueron centrales para los antiguos paganos, puesto que fueron esenciales y básicos para el crecimiento y mantenimiento como pueblo. Esto no debe ser interpretado de ninguna manera como una forma de comunismo. Nuestros antepasados apreciaban y fomentaban la individualidad y la libertad personal, que siempre han sido elementos esenciales de la salud cultural y emocional de los pueblos indoeuropeos.

Nuestra sociedad es una sala vacía compuesta por una multitud innumerable de hombres iguales y semejantes, que giran sin cesar sobre sí mismos para procurarse placeres ruines y vulgares, con los que llenan su día a día sin tener un plan concreto. Retirado cada uno aparte, vive como extraño al destino de todos los demás, y solo sus hijos y amigos más cercanos forman para él toda la especie humana: se halla al lado de sus conciudadanos, pero no los ve; los toca y no los siente; no existe sino en sí mismo y para él solo, y si bien le queda un atisbo de familia, puede decirse que no tiene patria.

En consecuencia, se adopta una actitud hostil hacia la familia y el resto de grupos orgánicos intermedios entre el individuo y el Estado, especialmente aquellos no deliberadamente diseñados por la mente humana. Este individualismo, cuyos más conspicuos representantes son J.J. Rousseau y J. Bentham, es el que llevó a los revolucionarios franceses a tratar de destruir toda tradición y todos esos cuerpos intermedios entre el individuo y el Estado.

De ahí que el Odinismo-Asatru afirme la necesidad de la tradición, la familia y las relaciones orgánicas de grupo, para suplir y perfeccionar las limitaciones inherentes a la humana condición.

Nos relata el gran estudioso James George Frazer:

«Como consecuencia de las enseñanzas cristianas, los hombres rehusaban a defender su país e incluso a procrear. En su ansiedad por salvar sus almas y las de los demás, estaban contentos y listos para abandonar el mundo material, que ellos identificaban con el principio del mal. Esta obsesión se extendió por mil años.  El retorno al derecho romano, de la filosofía aristotélica, del arte y la literatura antiguas al fin de la Edad Media, marcaron el retorno de Europa a sus ideales autóctonos de la vida y de la conducta, y a puntos de vista más positivos sobre el mundo.»

«La religión del Cristianismo, con su curiosa mezcla de crudo salvajismo con aspiraciones espirituales, fue solo una de las muchas religiones orientales que en los últimos días del paganismo se difundieron en el Imperio Romano, que saturaron a los pueblos europeos con ideales extraños de la vida que gradualmente desmontaron las bases de la civilización antigua. La sociedad indoeuropea estaba construida bajo la concepción de la subordinación del individuo a la comunidad, del ciudadano al Estado; se consideraba a la búsqueda de la seguridad y el bienestar de la comunidad como el objetivo supremo de la conducta, por encima del bienestar del individuo en este mundo o en el otro mundo. Educados desde la infancia en este ideal comunitarista, los ciudadanos dedicaban sus vidas al servicio público y al bien común; nunca se les ocurrió anteponer sus existencia e intereses particulares al bienestar y a los intereses de su nación.»

«Todo esto cambio con la difusión de las religiones orientales como el Cristianismo que inculcaban que la búsqueda de la salvación del alma individual era el único motivo por el cual había que vivir, un objetivo que era superior a la prosperidad e incluso la existencia de la nación, la cual era relegada a la insignificancia. El resultado inevitable de esta doctrina egoísta e inmoral era la separación del devoto de su comunidad y de la esfera pública, la concentración en sus propios pensamientos y preocupaciones espirituales individuales, la introspección individualista, y el rechazo hacia la vida presente y el mundo terrenal que desde ahora eran vistos como un estado transitorio de prueba hacia otro mundo mejor y eterno (El Reino de los Cielos). El santo y el monje, que rechazaban al mundo y contemplaban estáticamente el cielo, se convirtieron para las masas en el más alto ideal al que aspiraba la humanidad, sustituyendo al viejo ideal del patriota y del héroe, que vivía y moría por el bien de su nación. La ciudad terrena parecía pobre y rechazable para los hombres asombrados por la Ciudad de Dios en el cielo. Así el centro de gravedad, se movió del presente hacia una vida futura fuera de este mundo, y sin importar lo mucho que se había logrado en este mundo, esto era incomparable e incluso inferior a lo que había en el otro mundo. Esto tuvo como consecuencia la desintegración del cuerpo político. Los lazos del Estado y de la familia se debilitaron; la estructura de la sociedad se atomizo en individuos preocupados solo por su salvación espiritual y por consiguiente la sociedad cayo en el barbarismo, porque la civilización solo es posible a través de la cooperación activa de los ciudadanos y de su voluntad a subordinar sus intereses privados al bien común.»

 LA CONTRADICCIÓN CRISTIANA

Que la base este salvaje individualismo total es cristiana, es un hecho constatado. ¿Pero por qué la iglesia ha estado a gusto con este estado y ahora se queja amargamente?

Estamos acostumbrados hasta la saciedad que la iglesia haya defendido un concepto y su contrario con el único fin de mantenerse en la situación de privilegio en la sociedad, al lado del poder, controlando, dirigiendo los destinos de nuestra sociedad.

Los últimos vientos de cambio que soplan en la iglesia a raíz del Concilio Vaticano II no dejan lugar a dudas:

“…Como es sabido, el Magisterio de la Iglesia se ha mostrado siempre muy crítico con el individualismo: «El individualismo- dice Juan Pablo II- es egocéntrico y egoísta». Benedicto XVI se ha expresado en términos similares, criticando en numerosas ocasiones el individualismo y la «cultura individualista» imperante en los países occidentales en la actualidad. Por tanto, si atendemos a la literalidad de las palabras de los pontífices, existe una absoluta incompatibilidad entre cristianismo católico e individualismo.”

Es evidente que el magisterio de la iglesia católica actual nada tiene que ver con las enseñanzas de su maestro Jesús, hundiendo a sus seguidores en la duda y la perplejidad de una religión cambiante por instantes.

EL CRISTIANISMO LAICO

Esta aparente contradicción se da por el hecho que al ser el cristianismo el elemento disgregador de la sociedad por excelencia, disuelve todos los elementos sociales del individuo hasta hacerlos desparecer, dejando al mismo como único actor, donde incluso solo él mismo tiene relación directa con Dios . Pero el problema revierte cuando la iglesia no puede controlar toda esa serie de múltiples individualismos en los que ha convertido a una comunidad orgánica, un pueblo o una nación. Tradicionalmente la iglesia ha tratado de vertebrar dentro de su estructura toda esa amalgama informe en que ha convertido la sociedad y así ha sido hasta el siglo XVIII, con la aparición de la ilustración y los valores de “libertad, igualdad y fraternidad” se transforma ese cristianismo religioso en uno de carácter filosófico y laico, y como consecuencia de ello, la iglesia deja de ser la cabeza de la sociedad, de todo aquello que anteriormente organizaba y distribuía, girando toda la sociedad en torno a ella, desde el bautismo, la comunión, el matrimonio, la creación de una familia y la muerte del individuo, esta iglesia, bruscamente cedió su relevo al nuevo sistema religioso-político, el liberalismo actualmente vigente, que asumió los antiguos roles de la iglesia católica.

Esa gradual y sutil sustitución de factores religiosos, por filosóficos y económicos es lo que ha dado lugar a lo que consideramos la “sociedad individualista moderna” donde el Dios que la rige es el dinero, y el materialismo la doctrina que fundamenta a la nueva religión, pero que conceptualmente se haya arraigada en los mismos valores que el cristianismo instauró sobre el imperio romano.

Hoy por hoy la globalización es el máximo exponente de la evangelización mundial, donde desaparecen las diferencias e identidades nacionales.

UNA NUEVA SOCIEDAD PAGANA

1) El valor de los individuos fuertes

Nuestros antepasados siempre estructuraron comunidades compuestas de grupos familiares o de clanes, cuyos miembros formados por las unidades familiares básicas, configuraron la raíz básica de la sociedad. Los individuos fuertes y prometedores fueron vistos como una bendición. Hijos e hijas sanos y fuertes fueron vistos no solo como bendiciones para la familia sino también para la comunidad.

Las sagas están llenas de historias de individuos que hacían fuertes a menudo eran animados desde edad temprana para luchar por la excelencia. Todos los prometedores jóvenes héroes no solamente salieron en busca de su propio destino, sino también en el regreso, para construir sus familias. Por lo tanto, puede observarse cómo los antiguos equilibraban las necesidades del individuo frente a las necesidades de la familia. Ambas fueron claramente reconocidas, y su sociedad concilió ambos factores.

2) la excelencia individual dentro de la sociedad

Puede ser contradictorio afirmar que Cultura pagana promueva una fuerte individualidad y la obligación comunal al mismo tiempo. Pero no es el caso, como se puede comprobar fácilmente mediante el examen de los valores de nuestros antepasados. Ellos no ven una contradicción entre lo que era bueno para la gente y bueno para el individuo, que vieron una unidad que se llama «excelencia».

La búsqueda de la excelencia es una antigua tradición en nuestro pueblo. La palabra moderna, que significa «de gran calidad«, no solamente da una idea de lo que nuestros antepasados buscaron, sino que va mucho más allá, es mucho más profundo que eso. Para nuestros antepasados, era un lugar de honor personal luchar por el logro excepcional en todas las áreas de su vida. Fue una marca de nobleza ser considerado un gran hermano padre, amigo, trabajador, deportista, guerrero, artesano, poeta y comerciante. Tales hombres fueron llamados excelentes.

El concepto es muy antiguo. Lo vemos en la cultura griega donde se le llama » ἀρετή[1]«. Se esperaba de los griegos competir en los juegos, recitar a Homero, luchar como infantería pesada, servir como funcionarios del gobierno, ganarse la vida como un comerciante o agricultor, navegar con confianza a través del mar, conocer la filosofía, y formar una familia amplia. No alcanzar estos objetivos era visto como un fracaso personal.

Los germanos valoraban al máximo nivel esta excelencia. Un germano siempre deseó ser visto como un hombre de virtud, tuvo que luchar por ser excelente en todos los sentidos. Este concepto se encuentra fuertemente arraigado entre los nórdicos. En las sagas, los hombres que eran más venerados son los grandes guerreros, marineros, poetas, hombres de leyes, comerciantes, y los padres. Estos hombres se esforzaron por ser los mejores de todos los aspectos de su vida.

El impacto de la excelencia va más allá de la persona; es un elemento esencial de la sociedad pagana germánica [recibida de la sociedad politeísta indoeuropea], ya que la excelencia de una persona solo tiene lugar dentro de la sociedad.

Por ejemplo, un padre o madre excelente, deben de tener hijos de la mejor calidad que luego llegarán a ser los pilares de la comunidad tal y como fueron sus padres en sus día. El logro individual acontece como parte del logro de la comunidad. El individuo se esfuerza a nivel personal, y su logro le trae honor y recompensa directamente a él, pero la sociedad en su conjunto, se beneficia directamente de la contribución de una persona excelente. De esta manera, el deber social del individuo se cumple por la realización personal del individuo en cada aspecto de su vida.

Al igual que en todas las vivencias paganas, tiene que haber un equilibrio dentro de lo personal dentro de todo odinista, necesario para alcanzar su máximo potencial vital. La verdadera excelencia llega sólo cuando el individuo equilibra sus potencialidades de desarrollo y la necesidad de vivir una vida plena interior. Por ejemplo, querer ser un atleta es una cosa maravillosa, y una persona que esté en excelentes condiciones debe ser un activo para nuestro pueblo. Sin embargo, si se dedica servilmente al deporte ya dejar de ser en la práctica útil para el Folk, aunque lo practique a diario. También hace que esa obsesión por el deporte en el deporte, descuide otras áreas de su personalidad. Nuestros antepasados se exigían a sí mismos toda la excelencia en cada área, y despreciaron lo que la cultura popular ahora venera como el «especialista» que sólo es bueno para una cosa.

Para los Odinistas-Ásatrúar modernos, la búsqueda de la excelencia debería ser el objetivo primordial. Las Nueve virtudes nobles proporcionan un amplio marco guía para que nuestros esfuerzos fructifiquen lo mejor de nosotros en todos los aspectos de nuestras vidas. En nuestra búsqueda por la excelencia, fortalecemos nuestro músculo para construir nuestra comunidad que mantiene viva a nuestro pueblo. Cuando nosotros mismos somos los fuertes pilares de los que todo el mundo depende, debemos dar el cien por cien en cada esfuerzo, cumplimos con nuestra sagrada obligación de construir una reputación como persona verdaderamente honorable. De esta manera, los Ásatrúar podemos equilibrar a nuestro yo personal para el logro individual con nuestro deber para con la comunidad.

3) Nuestra comunidad, lo primero

Este equilibrio entre la comunidad y su unidad elemental y básica—la persona—es omnipresente en las antiguas sociedades politeístas indoeuropeas, ahora por desgracia está totalmente ausente hoy en día en nuestra cultura popular. Hoy en día, los individuos son empujados al primer plano de la representación vital, dentro del ataque generalizado de egoísmo cultural y consumismo rabioso. En todas partes se nos anima a mirar hacia fuera de nosotros mismos y practicar el «Just do it» sin pensar en las consecuencias para nuestra familia o comunidad. La excelencia que se persigue es sólo la auto-gratificación egoísta.

Esta falta del sentido de deber al pueblo y a la familia es la primera causa de la fractura de las familias, las comunidades y la educación de hoy en día. La cultura mediática moderna promueve ideales egoístas dentro del individuo, dibujando la idea qué es él, en última instancia, el fin último de la existencia. Esta cosmovisión está en contradicción con el sistema de valores Odinista y pagano donde la familia y por extensión la comunidad es lo primero.

Nuestro Folk prioriza las éticas para poder equilibrar las necesidades de nuestra comunidad y los individuos que la componen. Todos los miembros de este tipo de comunidad deben darse cuenta de que tiene el deber de ser un contribuyente positivo. No sólo tienen que apoyarla apoyando sino defenderla, ya venga la amenaza desde fuera o desde dentro. Por otro lado, las personas que formamos parte de la comunidad, sabemos que todo somos diferentes y tenemos distintas habilidades, y por lo tanto nuestras contribuciones nunca serán las mismas. Cada hombre debe que dar lo mejor de sí mismos, y esta es la clase de igualdad o equilibrio, que se encuentra en una fuerte comunidad Odínica donde cada persona busca la excelencia para ellos y su pueblo.

Por ejemplo, apreciamos a los hombres fuertes cuando es necesario realizar un gran esfuerzo físico, cuando en una situación de emergencia son capaces de rescatar a unas personas atrapadas, por ejemplo, sin embargo, cuando el niño de algún amigo cae enfermo, no nos importa que sea un hombre de poca envergadura física el encargado de salvarlo (un médico, por ejemplo). Esta es la verdadera fuerza de una comunidad, cuando el individuo que busca la excelencia sirve como una ayuda para el conjunto.

Este servicio a nuestra comunidad no es enteramente desinteresado. Como en todo Paganismo, es práctico para todos nosotros. Igual que hacemos para nuestros Dioses, que siempre damos algo para recibir cualquier don, cualquier actividad nuestra a nivel social comporta un retorno de la misma. Recordemos que día a día, cuando trabajamos para construir una Midgard mejor y más justa, estamos mejorando la comunidad donde vivimos. No sacrificamos nuestro esfuerzo para no obtener ningún beneficio, nuestro trabajo debe estar destinado a un fin; buscamos la excelencia en nosotros mismos para fortalecer y mejorar nuestras vidas dentro de nuestra comunidad.

Cuando ponemos a nuestro pueblo por delante, nosotros nos servimos a nosotros mismos. Esa es la clave.

[1] Es uno de los conceptos cruciales de la Antigua Grecia; sin embargo, resulta difícil precisar con exactitud su extraño y ambiguo significado. En su forma más general, para algunos sofistas la areté es la «excelencia»; la raíz etimológica del término es la misma que la de αριστος (aristós, ‘mejor’), que designa el cumplimiento acabado del propósito o función.

RESOLUCIONES ADOPTADAS EN EL ALÞING DE INVIERNO 2016

cuervos

  • Puesta en común de los acontecimientos recientes en el Odinismo español:

◦              Desaparición de la AFA en España. Se pusieron en común las informaciones que cada miembro asistente quiso aportar, así como las distintas opiniones de quienes quisieron compartirlas con el resto de la Asamblea.

◦              Proclamación oficial de la postura Tribalista del COE. Ante la necesidad de adoptar una postura oficial consensuada sobre la línea del Odinismo que defiende nuestra organización, se votó por unanimidad la adopción oficial de la postura Tribalista, quedando ésta definida del siguiente modo: la Comunidad Odinista de España- Ásatrú respeta y admite en su seno a cualquier persona que, habiendo abonado su cuota de miembro, practique y/o adopte los usos y costumbres de nuestra Comunidad, cumpliendo con el debido respeto a nuestros dioses y diosas, ancestros y espíritus afines, así como con nuestro código ético sintetizado en las Nueve Nobles Virtudes: Coraje, Verdad, Honor, Fidelidad, Disciplina, Hospitalidad, Laboriosidad, Confianza y Perseverancia, sin importar su nacionalidad, etnia o condición social o sexual.

◦              Situación del proceso de Notorio Arraigo. Se informó a la Asamblea de los progresos que nuestra Confesión ha realizado a este respecto. El Alsherjargóði Ernesto García insistió en remarcar la ingente aportación económica realizada de modo altruista por Juan Carlos Vázquez, que ha superado cualquier otra donación realizada hasta la fecha: por ello, se planteó llevar a cabo algún tipo de ceremonia u homenaje en el Templo de Gaut. Con respecto al asunto del Notorio Arraigo, y debido a que se desarrolla al ritmo que imponen los plazos y procedimientos legales, se decidió conceder mayor atención a otros asuntos relacionados con nuestra Confesión.

  • Cuestiones organizativas:

◦              Elaboración de un censo de la membresía. A fin de poder prestar un mejor servicio a nuestros miembros, así como poder regularizar de forma integral a la membresía, Manu Garzón propuso la elaboración de un censo que permita trabajar con datos reales y fiables. Se decide por unanimidad que se realizará una vez haya sido renovada la Junta Directiva.

◦              Cuestión de los carnets de socio y números de afiliación; propuesta de creación de una plantilla en formato electrónico y físico para el manejo de datos. Esta propuesta se halla unida a la anterior, por lo que se decidió darle la misma salida.

◦              Propuesta de formación de un Consejo (miembro de la Orden Sacerdotal, miembro de la Guardia de Gaut y representante de los fieles) para resolver las cuestiones cotidianas. La propuesta, formulada por Daniel Bernaldo, responde a la queja de la nula capacidad y actividad de la actual Junta Directiva, con lo que se supedita a la renovación de la misma.

◦              Revisión de los cargos de Delegado y Subdelegado, así como el de Tesorero; actualizar y reafirmar si procede. Se consensuó la figura de las Delegaciones del siguiente modo: se entiende por Delegación la unión de todos los miembros de la Comunidad Odinista de España – Ásatrú que vivan en una misma comunidad autónoma, y cuyas actividades oficiales son coordinadas por un Delegado, que se encargará de hacer llegar las informaciones oficiales a los miembros de la Confesión que residan en su Delegación (comunidad autónoma); a fin de ayudarlo en su tarea, el Delegado tiene la potestad de nombrar un subdelegado por cada provincia de su Delegación. De igual modo, puede también destituir al citado subdelegado, quien, en caso de no aceptar su destitución, puede pedir la revisión de su caso a la Junta Directiva que, en caso de considerarlo lícito, convocará un Alþing extraordinario para juzgar el caso. Los Delegados serán nombrados por la propia Junta Directiva y destituidos, si procediese, por la misma. Con respecto a la figura del Tesorero, y habida cuenta de que uno de los puntos del orden del día contemplaba la renovación de la Junta Directiva, se decidió que quedaría resuelto entonces.

◦              La cuestión de las Delegaciones en América. Se decidió por unanimidad la siguiente resolución: quedan anuladas, desde este momento, todas las Delegaciones de la Comunidad Odinista de España – Ásatrú de América, destituyendo así a todos los Delegados de los territorios americanos y retirándoles el derecho del uso de nuestras siglas, nuestros logotipos y nuestros símbolos de identidad. COE no responderá, pues, de las declaraciones o comunicados que emitan las ya extintas Delegaciones. Se garantiza, naturalmente, la cobertura a todos nuestros miembros de pleno derecho que se mantengan al día en sus obligaciones de pago de cuota anual y que residan en los citados territorios. En lo que respecta nuestras Delegaciones en otros puntos del mundo, se mantienen provisionalmente las Delegaciones de COE-Portugal y COE-Inglaterra, cuya continuidad se decidirá en el próximo Alþing.

◦              Renovación de la Junta Directiva Nacional y atribuciones respecto al Ministerio de Justicia. Todos los cargos se aprobaron por unanimidad. El organigrama quedó del modo siguiente:

  • PRESIDENTE: Ernesto García
  • VICEPRESIDENTE: Manu Garzón
  • SECRETARIO: Daniel Bernaldo
  • TESORERO: Nacho March

Inmediatamente después de la votación, la renovada Junta Directiva Nacional aprueba la primera medida en relación con la membresía y atendiendo a la necesidad de estrechar el control sobre las cuentas y nuestros miembros: se decide que, para el año 2017, el período de pago de la cuota anual dará comienzo el 1 de enero y finalizará el 30 de abril del mismo año, considerando así como miembros de pleno derecho exclusivamente a aquellas personas que abonen su cuota dentro del plazo estipulado. De este modo, podrá presentarse un balance de cuentas fidedigno y un censo preciso en el próximo Alþing ordinario, que será convocado por el Presidente cuando lo estime conveniente.

  • Cuestiones generales:

◦              La cuestión del alcohol en las festividades. A fín de normalizar las celebraciones y dotarlas del debido sentido religioso, se regula su ingesta, tratándo de reducir su consumo lo máximo posible. Nuestras celebraciones NO son botellones. La Guardia de Gaut se encargará de hacer cumplir este punto.

◦            Ya que ésa es precisamente una de sus cometidos de cara al resto de la Comunidad Odinista de España-Ásatrú. Asimismo, se decidió comunicar públicamente que, si bien no es la intención de nuestra comunidad el coartar la libertad individual de los asistentes a sus eventos, sí que se exigirá a los mismos el grado de educación y decoro mínimos en tales ocasiones, concediendo a la Guardia de Gaut la potestad para actuar en consecuencia, pudiendo negar la participación de aquellos individuos que no observasen el debido respeto, o incluso expulsar a elementos abiertamente hostiles.

◦              Definición de atribuciones y obligaciones de los miembros de la Guardia de Gaut con respecto al resto de la Confesión. De cara a clarificar todos los elementos que componen la Comunidad Odinista de España-Ásatrú, Manu Garzón propuso explicar de modo oficial la utilidad de la Guardia de Gaut. Varios miembros de la misma se ofrecieron a aclarar las dudas que diversas personas habían expresado a nivel oficial. Así pues, la síntesis de lo expuesto queda del siguiente modo: la Guardia de Gaut es una hermandad autónoma en su funcionamiento pero dependiente de la Confesión, cuya principal finalidad es la de ofrecer protección al Templo de Gaut y a los asistentes a eventos y ceremonias oficiales de la Comunidad Odinista de España- Ásatrú, fomentando igualmente las tradiciones guerreras y las artes de combate tradicionales de nuestras tribus, siendo su representante ante la Junta Directiva Nacional el individuo de mayor rango dentro de la citada hermandad, denominado Hersir, cargo que actualmente ostenta Juan Carlos Vázquez.

  • Actividades oficiales:

◦              Confirmación de la visita a la exposición “VIKINGOS: Guerreros del Norte, gigantes del mar”, en el MARQ (Museo Arqueológico de Alicante), que ya fue aprobada en el anterior Alþing. El punto fue propuesto por Jack, quien a su vez propuso la actividad en el anterior Alþing, pero a quien le fue imposible asistir a éste. Tras estudiar la Asamblea lo propuesto, se llegó a la conclusión de que el promotor de la actividad y encargado de la misma no había ofrecido aún ninguna planificación logística, necesaria para poder llevar a cabo la actividad, como una relación de puntos de hospedaje y sus tarifas, así como restaurantes, etc., de forma que se pudiera ofrecer un precio fijo y cerrado a los interesados. De este modo, y siempre que el encargado de coordinar la actividad ofrezca a la Junta Directiva la planificación de la misma, el Círculo Odinista de España-Ásatrú estará dispuesto a promocionar y apoyar la citada visita.

◦              Creación de un grupo estable para elaborar el boletín periódico de COE. La coordinadora de la actividad, Sofía Wuerich, expresó su queja formal ante la falta de compromiso que mostraban algunos de los implicados en esta actividad. Habiendo reconocido la Junta Directiva la importancia de promover el desarrollo del boletín, se deshizo el anterior equipo, manteniendo a su coordinadora, y dejando abierta la participación de cualquier miembro de pleno derecho que desee colaborar aportando ya sean textos (artículos de opinión, etc.) o arte (dibujos, pinturas, viñetas, etc.), y comprometiéndose la coordinadora a publicar el primer número en el momento en que hubiese suficiente material como para ofrecer un producto con una mínima garantía de calidad.

No habiendo ningún otro punto que tratar, el Presidente de la Comunidad Odinista de España- Ásatrú, Ernesto García, dio por finalizado el Alþing.

Rueda Solar descubierta en Dinamarca

sun-wheel-stone

Un hallazgo arqueológico increíblemente raro se acaba de descubrir a lo largo de la costa este de Jutlandia, en Dinamarca. Encontrado por un agricultor de la zona, Un muy bien conservado petroglifo de la edad de bronce representa a un diseño comúnmente conocido como «Rueda Solar», llamada así porque se piensa comúnmente que describía el paso del sol por el cielo. Estas piedras siempre han sido raras, pero este descubrimiento en particular parece tener una historia aún más inusual que contar. De acuerdo con Esben Kannegaard, un arqueólogo que trabaja para el museo de Østjylland, estos petroglifos se encuentran generalmente mucho más al este de la isla de Bornholm.

El Museo de Østjylland está tratando de declararla tesoro nacional, antes de su envío a Copenhague para una mayor investigación. Si tienen éxito, la piedra se conservará en un museo nacional y una recompensa será donada al agricultor que encontró la piedra. Para más información y verificación de la autenticidad, tendremos que esperar al informe de Copenhague.

DECLARACIÓN de E.C.E.R. SOBRE LA RESISTENCIA INDÍGENA SIUX EN STANDING ROCK

indigenous-standing-rock

El Congreso Europeo de Religiones Étnicas, con miembros de 23 naciones de Europa, y la Comunidad Odinista de España-Asatru, desean expresar nuestro apoyo a nuestros Hermanos y Hermanas Indígenas de Norteamérica, en su lucha por preservar sus aguas sagradas y sus tierras ancestrales en Standing Rock, Dakota del Norte, EE.UU.

El Oleoducto de Dakota es un desastre ambiental que está a punto de ocurrir; Tal desastre destruiría las fuentes de agua potable que tiene la tribu india Siux Standing Rock, y conduciría a la devastación del medio ambiente en toda esa región. En un momento en que ya nos enfrentamos a una catástrofe ambiental de proporciones globales como resultado del cambio climático causado por los seres humanos, las naciones del mundo deberían alejarse de la dependencia de los combustibles fósiles para adoptar fuentes de energía renovables, como ha ocurrido en Europa durante muchos años. El oleoducto de Dakota no es un paso adelante: simplemente mantiene un status quo que favorece la codicia de los grandes intereses corporativos que sólo se preocupan por los beneficios y el poder.

dakota-access-protest-sami
Representantes de la religión Saami en apoyo Siux.

Más allá de eso, la imposición de este oleoducto a los pueblos indígenas locales, como si no tuvieran derechos sobre sus tierras, no es un acto aislado. Más bien, es un hecho más en una historia secular de agresiones contra las poblaciones indígenas que incluye la violación de cientos de tratados, la ocupación armada y apropiación de tierras indígenas, la reubicación forzada de comunidades indígenas, el adoctrinamiento obligatorio de niños indígenas , La destrucción de sitios sagrados indígenas y las prohibiciones contra el uso de lenguas indígenas y otros aspectos de sus culturas y formas tradicionales. Lo que está sucediendo en Standing Rock debe ser visto en el contexto de este largo proceso sistémico, y ese proceso debe ser identificado por su nombre propio: Genocidio.

Nosotros, los guardianes de lo poco que queda de las religiones indígenas, etnias y tradiciones espirituales de Europa, estamos muy familiarizados con el genocidio: nuestros antepasados lo experimentaron, empezando hace más de mil años: invasiones, carnicería, colonización religiosa, destrucción y profanación de nuestros santos lugares y bosques ceremoniales, y el borrado, hasta nuestros días, de nuestras identidades étnicas, culturas y religiones indígenas. Fue un genocidio tan extenso y tan completo que casi nadie hoy mismo es consciente de que sucedió.

Los pueblos indígenas de Dakota del Norte no sólo están de pie frente a un oleoducto: están de pie para defender la Tierra que es su madre, como ella es también la nuestra; ellos están en pie para defender las aguas sagradas que son la fuente de su vida; Están de pie por su cultura, por sus antepasados, por sus hijos; Están de pie por sus propias vidas.

Tras cinco meses de protestas, la tribu indígena ha logrado una victoria parcial: un juez federal ha ordenado la suspensión temporal de un tramo del oleoducto Dakota Access que prevé conectar a finales de año Dakota del Norte con Illinois cruzando otros dos Estados. Standing Rock había solicitado la paralización del proyecto tras agudizarse las protestas, a la espera de que el magistrado dictamine definitivamente —el fallo se espera para el viernes— sobre su demanda.

Porque recordamos; Porque honramos a los que nos precedieron, y nos esforzamos por mantener vivos sus caminos; Porque somos hijos de la misma Madre, nos acercamos a nuestros hermanos y hermanas en Dakota del Norte, y unimos nuestros corazones y nuestras voces a las suyas.

Andras Corban-Arthen, Presidente del Congreso Europeo de Religiones Étnicas

Terminología Asatru (Escandinava)

idioma vikingo guerrera

Ausa Vatni

Ritual religioso por el que se le da nombre a un recién nacido y se invoca para él la protección del dios Thor.

Blót

Sacrificio ritual que ofrecían los germanos a sus dioses nórdicos.

Drakkar (o LangSkip)

Barco de guerra vikingo. Conocido por este nombre debido a la forma de dragón de sus mascarones de proa.

Drápa

Poesía de alabanza cantada por los escaldos o Skaldir a sus anfitriones.

Danegeld

Impuesto pagado por diferentes reinos para evitar la guerra con los vikingos.

Doegr

Nombre con el que se conoce a cada una de las dos partes en las que los vikingos dividían un día.

vikingos barco

Fimbulvetr

En la mitología nórdica es el invierno de los inviernos, en el que perecerán todos los mortales y que precederá a la llegada del Ragnarök.

Frelsisol

Fiesta en la que un esclavo celebraba su libertad.

Fyrd

Milicia local. Tropas no profesionales que se encargaban de la defensa de los condados frentes a los asaltos vikingos.

Futhark

Alfabeto rúnico usado por los germanos a partir del siglo I d.c.

Glima

Especie de lucha libre que practicaban los vikingos.

Hamingja

Ángel guardián que acompañaba a una persona y decidía su suerte y su felicidad. También puede significar felicidad o protección de los dioses en general.

idioma vikingo tierrra
Hávamál

Libro de la sabiduría atribuido dedicado principalmente a Odín.

Heitstrenging

Ritual vikingo de juramento solemne que implicaba un castigo si no se cumplían los votos jurados.

Hird

Comitiva personal, compañeros de armas o séquito que acompañaba a la reina y a otros miembros poderosos de los clanes vikingos.

Hnefatafl (o hneftafi)

Juego de mesa vikingo similar al ajedrez.

Húsfreya

Señora de la casa que administraba los bienes y las tierras cuando su marido estaba en una expedición comercial o de saqueo.

Jarl

Dentro de la sociedad vikinga, los jarls era hombres libres, ricos y propietarios de sus tierras.

idioma vikingo guerreros

Jólaöl

Cerveza con especias elaborada especialmente para la celebración del Jól Blót.

Jól Blót

Fiesta del solsticio de invierno que marcaba la llegada del año nuevo.

Jolegeiti

Jóvenes disfrazados de cabras que realizaban travesuras durante la celebración del Blót de Jól.

Knar

Barco mercante vikingo.

Knattleikr

Juego con palos y una pelota de cuero.

Laeknir

Curandera.

idioma vikingo paisajes

Langskip (o Drakkar)

Tipo de embarcación de guerra veloz y de poco calado que utilizaban los vikingos durante sus saqueos e incursiones.

Leysingi

Esclavo que había comprado su libertad convirtiéndose de nuevo en un hombre libre.

Miklagard

Nombre con el que los vikingos se referían a la ciudad de Constantinopla.

Mjöd

Hidromiel o bebida de miel fermentada.

Muerto sobre paja

Forma en la que los vikingos se referían a todos aquellos guerreros que morían de viejos en lugar de en el campo de batalla.

Naustr

Astillero donde los artesanos construían, equipaban o reparaban las embarcaciones vikingas.

Odalsbondi

Propietario de tierras con carácter hereditario.

idioma vikingo  barco

Ragnarök

En la mitología nórdica, el Ragnarök es la batalla del fin del mundo que enfrentará a los Aesir, liderados por Odín, contra los Jotuns, liderados por Loki.

Seidr

Hechizo, conjuro o palabra usada para nombrar cierto tipo de hechizos realizados por las Seidkona o por las Völvas.

Seidkona

Hechicera o bruja.

Sirgblot

Fiesta para celebrar la llegada de la primavera.

Skjaldborg

Formación defensiva conocida como muro de escudos que consistía en formar una barrera defensiva con varios escudos superpuestos.

Skjaldmö

Mujeres guerreras.

idioma vikingo paisaje

Skali

Casa alargada de una sola dependencia considerada el edificio principal de las granjas donde se desarrollaba la mayor parte de la vida cotidiana.

Skreid

Tira de carne o pescado seco.

Smidir

Artesano encargado de la reparación de armaduras, barcos, casas y otros menesteres relacionados con su oficio.

Snekkar

Barco de guerra vikingo.

Thing

Asamblea local de los hombres libres y tribunal de justicia.

vikingo idioma libres

Thralls

Esclavos, normalmente capturados durante las expediciones de saqueo, dedicados a las tareas más pesadas de la granja.

Thulir

Recitadores anónimos y errantes de poemas y hechos heroicos vikingos que con el paso del tiempo fueron sustituidos por los Skaldir (o escaldos).

Valhalla

Según la mitología nórdica, el Valhalla era el palacio de Odín en Asgard, donde todos los guerreros caídos en combate eran llevados por las valkirias.

Vetrarblot

Celebración del solsticio de verano dedicada al dios Balder.

Ymir

Según la mitología nórdica, Ymir fue el primer gigante y con su cuerpo Odín creo el mundo.

vikingo barco idioma

La influencia de los vikingos en la cultura moderna es decisiva, desde sus avances en ingeniería naval con los distintos tipos de embarcaciones, destinadas para la carga, la guerra o el transporte. Su gran sentido de la orientación y conocimientos en navegación les permitieron trazar los mapas más cercanos a la realidad que ha visto la humanidad sin ningún tipo de aparato de geolocalización y mantener ataques relámpago con una precisión nunca antes vista.

Campamento de Verano Freyfaxi COE 2016

Campamento 2016

Duración: Del 17 de Agosto hasta el 21 de Agosto (5 días).

Objetivos:

– Conseguir reunir al mayor número de miembros de COE en un mismo lugar hasta la fecha, y desarrollar con ello una experiencia real de comunidad y convivencia.

– Asistir y hacer celebración de una fecha importante para nuestra organización, Freyfaxi:

  • Freyfaxi: Se rendirá culto a Freyr y a Sif, la tarde-noche del 20 de agosto, Manu Garzón oficiará la ceremonia.

– Trabajar en la siguiente etapa de reconstrucción del Templo de Gaut y el Jardín de Freya, desde el día 18 hasta la mañana del 21 inclusive.

Actividades propuestas:

Visita y actividades en el Museo Municipal de la Cuchillería (967 616 600) y el Museo de Albacete (967228307) (Día 18), Visita al Jardín Botánico de Castilla-La Mancha (967238820) (Día 19), Ceremonia de Freyfaxi (día 20), Rutas por el río Jucar (día 21 y complementario a otros días), tiro con arco (complementario), reconstrucción del Templo de Gaut y el Jardín de Freya (todos los días, preparación el día 17).

Organización:

Los asistentes deben confirmar previamente, se requerirá de tiendas de campaña para dormir en el templo,  también se deberán llevar aproximadamente 25€ para la comida de los 5 días.

Además, los asistentes se dividirán en dos equipos que ellos mismos tendrán que haber elegido:

Equipo de Thor: Se encargarán de la reconstrucción del templo de Gaut, teniendo que techar una parte del templo, levantar unas columnas de madera y un toldo, así como reformar algunas partes de la muralla.

Equipo de Freya: Se encargarán de las actividades de apoyo, cocina y abastecimiento, también van a darle los últimos detalles al jardín de Freya, replantando, poniendo muretes al camino, e instalando un sistema anti sequía.

Las rutas están aquí:

http://www.abctbonodescuento.es/5-rutas-a-pie-para-conocer-el-valle-del-Jucar_es_1_8.html

Museo de Albacete: http://www.patrimoniohistoricoclm.es/museo-de-albacete/

Museo de Cuchillería: http://www.museo-mca.com/#_=_

Jardín Botánico: http://www.jardinbotanico-clm.com/#_=_

Runas Húngaro-Hunas

 Tras muchos siglos de migración, el pueblo magiar llegó de las estepas de la Europa Oriental a su patria definitiva: la Cuenca de los Cárpatos, el lugar que antaño había constituido el imperio avaro. Después de su Conquista, acontecida en el año 896 y dirigida por el príncipe Arpad, el pueblo húngaro abandonó rápidamente el modo de vida ganadero nómada, cambiándolo por la agricultura, y luego de poner fin a las correrías en los reinos occidentales, como resultado de la derrota que en 955, en Augsburgo, le infligieran las tropas del emperador romano germánico Otón I, y por iniciativa del gran príncipe Géza, comenzó a aproximarse a las naciones y a la cultura de la comunidad de Estados cristianos occidentales. Géza, a quien los cronistas occidentales llamaban rey (“rex”), en 973 envió una delegación de alto rango a la Dieta Imperial alemana de Quedlinburgo, invitó a su corte al obispo de Praga, Adalberto -quien más tarde, en un viaje de cristianización, fue muerto por los prusianos paganos, un pueblo báltico. Géza se bautizó por cuestiones de política exterior, pero al mismo tiempo conservó sus antiguas costumbres paganas.

El alfabeto rúnico fue usado desde tiempos remotos por el pueblo húngaro y representaba a la cultura tradicional pagana. Una parte del proceso de cristianización consistió en la sustitución de este alfabeto que representaba su cosmovisión pagana por el latino impuesto por Roma y solo se mantendría en el territorio habitado por los székely, una etnia húngara de Transilvania (actualmente en Rumanía, pero tradicionalmente parte de Hungría) que ha mantenido muchas tradiciones arcaicas.

La escritura rúnica fue prohibida por la iglesia, todos los documentos y registros antiguos fueron destruidos sistemáticamente. El paganismo junto con su escritura tradicional fuertemente perseguido. Hay menciones puntuales de esta escritura rúnica en trabajos o estudios durante toda la historia de Hungría, aunque desde el siglo XVI en menor número, sólo más tarde, a partir del siglo XVIII las runas húngaras vuelven a ser estudiadas, esta vez desde un punto de vista científico. En los últimos años se han puesto de moda y se han editado numerosos artículos, manuales o estudios sobre ellas.

Su origen no está muy claro todavía. Es evidente que no es una invención propia húngara: se piensa que de los 34 signos que poseía el sistema originalmente, 16 eran similares a las runas turcas, 8 se basaban en el alfabeto griego, 2 en el glagolítico (el primitivo alfabeto usado por los eslavos antes de desarrollarse el cirílico) y el resto, entre 6 y 8, tienen un origen desconocido, o se supone que son originales húngaros. Además, dada la dificultad de su escritura, los signos se unían en formas nuevas para reflejar conjuntos de sonidos, lo que en muchos casos dificulta su interpretación actual. Se escribían de derecha a izquierda y eran grabadas en madera, especialmente, pero también en hueso u otros materiales. En la actualidad se suele usar la codificación realizada a comienzos de siglo por Adorján Magyar.

nscripción rúnica en la iglesia unitaria de Enlaki, Transilvania, 1668

nscripción rúnica en la iglesia unitaria de Enlaki, Transilvania, 1668

Se supone que los húngaros adoptaron este tipo de escritura de las tribus turcas con las que tuvieron contacto durante bastante tiempo, cuando se encontraban en las estepas del Sur de Rusia y Ucrania, se calcula que entre el 552 y el 659 (véase para ello el artículo sobre el origen de los húngaros). No está claro si durante su estancia en las estepas del Kuban (un periodo de la historia húngara apenas conocido) o ya en el Ponto, la estepa ucraniana junto a la zona costera del Mar Negro, cuando estaban integrados en el Imperio Jázaro. A su vez, las runas turcas provienen de la escritura pehlevi (Persia) y están emparentadas con el alfabeto arameo. Además es interesante que las palabras húngaras para letra y escritura (“betű”,” ír”, respectivamente) son de origen túrquico. Dado que se han encontrado restos en todas las regiones húngaras, no sólo en la zona oriental (Transilvania), se supone que realmente habría estado extendido entre todas las tribus húngaras, poco a poco la extensión del cristianismo habría acabado con su uso, excepto entre los Székely que siguieron usando el sistema de runas hasta el siglo XIX. Pero a partir de la Edad Media, parece claro que se usaba más bien como escritura secreta.

7A0

Revitalización moderna de su escritura rúnica

Por otro lado, la única orden religiosa originaria de Hungría (Orden de San Pablo el Primer Eremita, o Padres Paulinos, en húngaros se les llama “pálos”) usó hasta el siglo XVI una variante de estas runas para su escritura secreta, por ello hay restos arqueológicos con runas húngaras incluso en América latina, donde muchos monjes de esta orden fueron a parar (por ejemplo en las cuevas de Cerro Pelado hay inscripciones del siglo XVI):

Algunos restos importantes:

* el resto arqueológico más antiguo relacionado con las runas húngaras data el siglo VIII y fue encontrado cerca de la cuidad húngara de Szarvas, en un yacimiento ávaro (los ávaros eran un pueblo de origen turco que habitaba el territorio actual de Hungría poco antes de la llegada de los húngaros).

* El tesoro de Szentmiklós, un importante yacimiento de 23 piezas de oro, en 12 de las cuales hay runas. No parece ser que estén en húngaro sino que más bien se piensa que son de los pechenegos (pueblo de las estepas que estuvo en contacto con los húngaros).

* Los testimonios más antiguos e indudables de escritura rúnica húngara (los anteriores no parecen estar en húngaro sino en otros idiomas) datan del siglo X, en los restos de Homokmégy-halom, apenas una pequeña inscripción en bastante mal estado.

image003

Inscripción de Homoródkarácsonyfalva -Transilvania-, de comienzos del siglo XIII

* El primer abecedario completo es de 1483 y se conservaba en una biblioteca de Nikolsburg (actualmente Mikulov, en Chequia). Se piensa que fue realizado por estudiantes húngaros de Praga.

abecedario de Nikolsburg

abecedario de Nikolsburg

Éstos son algunos de los restos más importantes. Pero añadiría también que en 1598 János Telegdi escribe un manual de runas húngaras que se ha conservado en diversas copias manuscritas (“Rudimenta Priscae Hunnorum Linguae”), además tiene textos en rúnicos, por ejemplo una parte del Padre Nuestro

Varios investigadores han unificado los diferentes alfabetos, que ahora forman cuatro grandes grupos, de los que realmente se está utilizando dos. Afortunadamente, no son muy diferentes unos de otros.

La versiones mas comunes son, la llamada. Magyar Adorján-féle ábécé  y Forrai Sándor-féle.

La diferencia fundamental entre las fuente especificadas por el alfabeto Magyar Adorján es que éstas no contienen señales específicas para las vocales largas (i, o, o, u, u), y las del alfabeto Forrai Sándor, que sí las distingue.

El alfabeto es un sistema de signos escrito de derecha a izquierda.

rovas_abc_ma

Los signos de grupo

rovas_csoportjelek

Los antiguos números del alfabeto húngaros son muy similares a los números romanos, parece ser de origen etrusco. Aquí se escriben de derecha a izquierda.

rovas_szamok

Fuentes de ordenador:

Podemos usar esta escritura rúnica utilizando una fuentes para nuestro sistema operativo. Cada fuente escribe de derecha a izquierda y de izquierda a derecha (las runas son imágenes especulares una de la otra).

Descargar:

-Magyar Adorján-féle betűkészlet (de izquierda a derecha y de derecha a izquierda) 68Kb: rovas_ma.zip

-Forrai Sándor -féle betűkészlet (izquierda a derecha y de derecha a izquierda) 70Kb: rovas_fs.zip

-Rovás szabvány betűkészlet (izquierda a derecha y de derecha a izquierda) 69Kb: rovas_szabvany.zip

-Rovás V1 betűkészlet (de izquierda a derecha y de derecha a izquierda) 69Kb: rovas_v1.zip

Manifiesto por un Odinismo moderno

foto-ampliada-842-1e¿Cuáles son las características religiosas en el odinismo actual? Hay posturas que tienen un carácter más laico y profano, que por su oposición a cualquier referencia teológica, no reconoce la importancia de lo sagrado, que tanto papel juega en posturas semejantes a la suya. No obstante, en las otras manifestaciones del odinismo se asume con normalidad su carácter religioso y la fuerza de lo sagrado, que todo lo envuelve y lo penetra. Asimismo todas las posturas que se distancian del cristianismo se alimentan también de la fuerza de lo sagrado.

Además de este carácter religioso, hay algunos rasgos que nos permiten acercarnos a una más adecuada comprensión del odinismo.

  1. Es la religión de la Naturaleza. La Naturaleza es concebida como un organismo vivo, que se basta a sí mismo y que en este sentido es «eterno». Por tanto se excluye la idea de creación, que supone a un Dios (personal) que contrapone al mundo, a la Naturaleza. La única divinidad tangible es la fuerza y la energía de la Naturaleza que percibimos a través de los Dioses Ases, una concepción indoeuropea celeste, que se complementa y tienen su contrapunto a través de las divinidades Vánicas.

Queda excluida también la concepción propia de la mentalidad científico-tecnológica que ha desencantado o desacralizado el cosmos. La Naturaleza está dominada por espíritus y fuerzas que son las que animan y unen en un único cuerpo a todo lo que existe. Eso es lo divino y lo sagrado:

-Algo que no podemos dominar ni controlar y que por el contrario envuelve, penetra y alienta a cada uno de los seres. Lo sagrado natural no separa cielo y tierra, existencia mundana y vida ultraterrena.

-Si hubiera un Dios diferente, un Dios que fuera realmente otro respecto al mundo, establecería separaciones, escisiones, divisiones, y por ello divisiones antinaturales.

  1. Al igual que no hay creación, tampoco hay resurrección ni encarnación. La muerte no debe ser comprendida ni como acabamiento ni como aniquilación, pero tampoco como paso a un mundo que sea distinto del que ahora ya experimentamos. Se da una pervivencia o prolongación en la dinámica del mismo mundo, como partícula de la energía inagotable de la Naturaleza. En este sentido resulta comprensible (más aún, prácticamente inevitable) la idea de reencarnación: una prolongación que no exige la conservación de un yo personal:

Tras la muerte el hombre continúa existiendo, si bien cambiando de soporte energético, al modo como se puede mantener información en soportes de carácter virtual. También en este caso la energía (impersonal, en cualquiera de sus concepciones) queda sacralizada, impregnada de un calor y fundamento divino. Pero al menos (y esto es lo que se pretende) al hombre se le ofrece una respuesta que aporta sentido al hecho de su muerte.

  1. El odinismo es ante todo una celebración de la Vida. Es una manifestación del modo de entender la Naturaleza. Una y otra deben ser escritas con mayúscula porque es la realidad máxima y única, que designa la totalidad en un cuerpo común. Se puede hablar de inclusión cosmobiológica: cada uno de los seres está incluido en la totalidad, que es el cosmos en su dinamicidad interna. El odinista sabe que cada animal, cada planta, cada forma mineral, desarrolla a su modo la Vida. También el hombre. Por eso, todo hombre debe recordar las fuerzas que nos elevan y nos sostienen para venerarlas. La vida y la conciencia son los regalos que nos ofrece la Vida, y por eso a ella debemos dirigirle nuestro respeto y nuestro honor. Lo divino es el aliento y la atmósfera que hace posible que ese conjunto vital despliegue todas sus virtudes y potencialidades. Por eso la celebración odínica puede concebirse y plantearse como una auténtica danza cósmica en la que todos y cada uno de los seres son actores.

Esta pertenencia a la Vida es lo que permite salir de la propia soledad. Cada ser, sobre todo si es consciente, se siente separado, desgajado, dividido interiormente, en el caso de que no se descubra integrado en una plenitud que todos comparten y a la vez realizan. Si las plantas brotan y los frutos granan, el ser humano debe gozarse de que la misma Vida se manifieste en una variedad tan rica y abundante de formas y de figuras.

El odinismo se entiende como una religión «verde», es decir, preocupada por defender, mantener y conservar el equilibrio de la Vida de la naturaleza. En este sentido se opone a la explotación y abuso que la humanidad ha ejercido sobre la naturaleza y las diversas manifestaciones de la Vida. Esta actitud destructora e irresponsable se debe ciertamente a la técnica moderna, pero igualmente al cristianismo, que concibió la tierra como un objeto que le ha sido entregado para el dominio y el control. En el antropocentrismo propio de la tradición moderna y cristiana, el odinismo pone en el centro la Naturaleza/Vida porque es el único modo de respetar a todo lo que existe.

  1. Esta concepción queda abierta también a derivaciones de carácter histórico y político. La presencia del cristianismo en Europa contribuyó a debilitar las energías propias de los anteriores habitantes de Europa. La fe cristiana, en consecuencia, ha sido negativa para la identidad y la vitalidad del hombre europeo. Consiguientemente hay que dar origen a una política que promueva el retorno a los valores antiguos, estableciendo como paréntesis todos los siglos de cristianización.
  2. El yo humano debe ser considerado como naturaleza y vida. Hay que resituar por tanto al hombre en su lugar exacto, como parte de un universo del que recibe su energía y su fuerza. Sólo así podrá encontrar su armonía y su equilibrio. Esto no significa que el odinismo deba ser concebido como un materialismo. El hombre no es simple materia comprendida en su estructura química o física. El odinismo enseña que en su intimidad más profunda están escondidas una sabiduría y una memoria peculiares que deben ser despertadas y desplegadas como una armonía que le permite entrar en contacto profundo con todos los seres. Por eso vive del asombro y de la veneración hacia todas las cosas, que nunca utilizará como objeto de manipulación. Más materialista resulta, a los ojos del odinista, el modo de actuar de la sociedad de consumo. Y no menos materialista aparece el cristiano que reduce todo lo que existe (salvo los seres humanos y divinos) a mera cosa, materialmente considerada.

La sabiduría que ilumina al hombre proviene del fondo de la naturaleza y de la Vida. No hay por ello revelación, es decir, una palabra que proceda desde más allá de la Naturaleza y que le pueda comunicar desde fuera verdades que deba conocer o máximas de comportamiento que deba seguir. La única revelación posible es el desvelamiento de las dimensiones profundas de la naturaleza que se expresan a través de la intimidad del hombre y a través del resto de las cosas, cuyo lenguaje el hombre puede captar ya que se encuentran en una sintonía radical.

  1. Propia del odinista es la moral del respeto a la Naturaleza y a los otros. Respecto a los seres no humanos ya ha quedado suficientemente expresado: no puede ser destruida ninguna forma de vida, cada una de ellas debe ser favorecida y potenciada. Eliminada la voluntad de dominio y de control por parte del hombre, la Naturaleza podrá desplegar su Vida con libertad y espontaneidad, en la hermosa e inmensa pluralidad de manifestaciones.

Respecto a los seres humanos podríamos resumir en esta fórmula el criterio ético fundamental: haz lo que quieras mientras no perjudique a nadie. Se respetan de este modo las apetencias y deseos del hombre. Con ello se deja espacio para que también su espontaneidad y su libertad no queden coartadas. Pero ello no debe ser concebido de modo absoluto o aislado. Ello iría en contra de la «inclusión cosmobiológica». El otro también tiene sus derechos, su libertad, su espontaneidad. Pero en la Naturaleza ambos deben integrarse y encontrarse, ya que forman parte del mismo cuerpo global. Lo que no se debe admitir es ninguna norma o ley que proceda desde fuera o que reprima las tendencias naturales del hombre. De este modo se desarrolla una ética que procede de la Vida y sirve a la Vida.

  1. La sacralización de la naturaleza y la exclusión de un Dios transcendente y personal lleva consigo la proclamación del politeísmo. La fuerza vital de la naturaleza no puede expresarse en una única figura o en un único ser. Cada una de las energías de la Vida debe ser honrada, venerada y cultivada. Lo divino se manifiesta de modos múltiples y todos ellos deben ser acogidos con cordialidad y como oferta para el desarrollo mismo de la vida del hombre.

Esta concepción politeísta de la divinidad permite una mayor flexibilidad y creatividad. Lo divino no es algo cerrado o clausurado ni concentrado en un solo momento. Por eso a través de los siglos y de las circunstancias puede haber desvelamientos nuevos de la plenitud de la vida. La espontaneidad y la libertad quedan de este modo reconocidas a lo divino, que no puede ser controlado ni domesticado por ningún grupo especial de mediadores ni puede ser fijado en fórmulas doctrinales definitivas o inmutables.

A la vez esta perspectiva permite mantener la libertad y la espontaneidad de los hombres. Nuevas situaciones y circunstancias producen nuevas necesidades espirituales o vitales, pueden permitir el despliegue de nuevas tendencias y apetencias o una renovada vivencia de las dimensiones del ser humano. Si tales necesidades son auténticas, encontrarán sintonía y respuesta en la plenitud de la Vida, que continuará ofreciéndose a la aspiración humana. La religión y su modo de vivirla pueden por ello ir evolucionando y cambiando. La religiosidad no será anquilosamiento o encorsetamiento, sino cadencia y melodía de la Vida misma.

  1. El politeísmo así entendido garantiza la tolerancia, el respeto, la comunicación y el encuentro entre los hombres. Ningún odinista moderno afirmará que su camino es el único modo de revelación de la divinidad. Menos aún reclamará poseer el camino único de la salvación. No tenemos, como ya decíamos, necesidad de ser salvados. El hombre es inocente y encuentra su yo más íntimo en el ritmo mismo de la Vida. En base a esta convicción fundamental, el odinista admite que todas las divinidades son expresiones multifacéticas de un principio vital superior y concreciones provisionales de la misma Vida que vincula a todos los hombres y que hace posibles todas las religiones.

Contemplamos la frecuencia y normalidad con la que los exponentes de la posmodernidad defienden y propugnan el politeísmo. De valores y de Dioses. La modernidad era también monoteísta: todo debía ser sacrificado a la Razón, a la Ciencia, al Progreso. Con ello quedaban oprimidas y reprimidas otras necesidades humanas y otras dimensiones de la realidad. Esas dimensiones y necesidades deben ser consideradas como más sagradas que las grandes palabras y los grandes proyectos, que siempre son abstracciones. El politeísmo, que es más humano y más tolerante, se acomoda mejor a la experiencia vital del hombre contemporáneo. Ello es lo que el odinismo legitima y potencia.

  1. Desde la confianza y la sintonía con la Vida el odinismo puede presentarse como la religión del optimismo y de la esperanza. En la sintonía y la armonía con la vida se puede experimentar un cobijo y una seguridad que permiten mirar el futuro con serenidad.

Los hombres pueden, además, apoyarse sobre sí mismos, sobre el fondo de energía que brota desde su intimidad, para desplegar sus posibilidades y para satisfacer sus propias necesidades. No hay que esperar una salvación desde fuera. Desde su energía interior puede ir encontrando respuesta a sus preguntas y aspiraciones. El pagano es por eso radicalmente optimista, pues celebra la vida de la que ya está gozando y que se le ofrece con todos sus tesoros.

Con ello la responsabilidad experimenta notables desplazamientos. No se puede hablar de responsabilidad en cuanto estar frente a un Ser superior que llama e interpela. Por supuesto, tampoco se puede hablar de una ley que pueda desatar la experiencia de culpa, menos aún de un pecado original. La responsabilidad no puede consistir más que en la fidelidad a la tierra y a los Dioses celestes, éste es uno de los puntos centrales de la confrontación con el cristianismo. Hay, por otro lado, en este optimismo primigenio y espontáneo una objeción que no puede ser disimulada ya desde este momento: la vida que se ofrece generosamente al hombre es a la vez profundamente cruel e inmisericorde. ¿Cómo mantener esa confianza en medio de la crueldad de la Vida?:

Esa es la clave que nos hace movernos a lo largo de la vida, caminando como lo haría un sonámbulo sobre el filo de la navaja, porque sentimos y amamos a nuestros Dioses, a la Naturaleza y a la vida misma y sabemos que la muerte no es sino la sombra de la luz, dos partes inseparables de una misma realidad.