«Dios ha muerto», pero los Dioses renacen.

Ningún culto, ningún rito ha renacido, ningún templo se ha vuelto a alzar desde hace más de mil quinientos años. Por ello la noticia es tan impactante: «En España se ha levantado un templo a Thor, Odín y Frigga».

Templo de COE

Nuestros templos fueron aniquilados (los aniquiladores sólo nos han dejado gloriosas ruinas, salvo el Panteón de Roma, convertido en iglesia). Nuestros antepasados fueron perseguidos y masacrados (en proporción incomparable, por cierto, con la de los mártires cristianos). Y pese a todo, pese al exterminio más sistemático que vieron los siglos, el recuerdo de los antiguos dioses no ha dejado de impregnar de algún modo —oscuro, las más de las veces; espléndido, alguna otra— el espíritu de Europa.
Más de mil años después de que el emperador Teodosio I proclamara su abolición en el año 380 (y bastante tiempo después en la Europa nórdica), los dioses renacían en el Renacimiento. En su arte, cuando menos. Desde entonces hasta el siglo XIX, tanto la pintura como la literatura europea (valga la redundancia, pues pocas más se conocen) dejó de representar las figuras y las historias de quienes vencieron a los dioses, para hacer figurar en lienzos y libros las figuras de los dioses y mitos vencidos. Pero si lo sagrado estuvo así presente en el arte, no sucedió lo mismo con la sociedad. Ningún culto se restableció, ningún templo se reconstruyó.
¿Cómo se hubiera podido reconstruir cuando «Dios muere» y en las iglesias y catedrales ya sólo «se celebran —decía el mismo Nietzsche— los funerales por la muerte de Dios»? ¿Cómo podría haber renacido culto cívico alguno cuando la religión lleva ya unos dos milenios encerrada en la conciencia individual del creyente? Está encerrada en esa conciencia personal que nada le importaba al paganismo. Un paganismo que no establecía ningún código moral, que no juzgaba ni a los buenos ni a los malos: no era otra cosa que la simbolización través de cuyos ritos y mitos palpitaba en el corazón vivo de la sociedad el enigma de lo divino, que es tanto como decir el misterio de lo humano.
Ningún culto, ningún rito ha renacido, ningún templo se ha vuelto a alzar desde hace más de mil quinientos años. Por ello la noticia es tan impactante: «Islandia levantará un templo a Thor, Odín y Frigga», ha informado recientemente ABC y ha repercutido, con objetividad y respeto, Infocatólica: hecho, este último, que merece ser resaltado y saludado como corresponde. (¡Ah, si el actual ecumenismo hubiera estado vigente en la Iglesia primitiva! ¡Ah, si el cristianismo no hubiese pretendido ser la única religión verdadera, si hubiese aceptado convivir con los dioses de Roma y Grecia!… Otro gallo nos habría cantado, otra luminosa historia habríamos conocido.)
Así reza la noticia de Infocatólica: «En España se ha levantado un templo a Thor, Odín y Frigga». Una iniciativa inédita desde la era de los vikingos y que da muestra del auge del paganismo germánico en España. La confesión religiosa Comunidad Odinista de España-Ásatrú, que promueve la fe[1] en los dioses nórdicos , es la responsable de este templo.
Y el periódico católico, en una muestra de ejemplar ecuanimidad, añade: «En el templo se realizarán rituales de bodas y funerales, así como ritos relativos al nacimiento y a la iniciación de los adolescentes. Los neopaganos también celebrarán el ritual de sacrificio Blót, aunque ya sin matanza de animales» (algún tributo había que pagar a los modernos y animalistas tiempos…).
Y, sin embargo, con ser todo ello importante, aún hay algo que lo, es más: Han declarado: «No creemos que nadie crea en un hombre de un solo ojo que viaja en un caballo con ocho patas. Vemos las historias, contemplamos los mitos, como metáforas poéticas y como una manifestación de las fuerzas de la naturaleza y la psique humana».
La religión como una metáfora poética… Lo divino como expresión de lo que he llamado en otros sitios «el misterio instituyente del ser». Lo sagrado como expresión de algo que existe tan altamente… y tan pocamente (si a existencia material nos referimos) como existen las historias y personajes de la literatura, o las figuras de la pintura y escultura.
Sólo comprendidos así, sólo entendidos de tan alto modo —el modo del arte, el más alto modo de todo cuanto es— pueden los dioses revivir. Sólo entendido así, «puede un dios salvarnos», que decía Heidegger.
La experiencia odinista no solamente se encuentra agotada por los siglos de prohibición, sino que ni siquiera ha comenzado todavía. Se encontrará ya seguramente agotada la caricatura estético-literaria de la literatura nórdico-germánica, condicionada por el tiempo, lo estará también la reducción biológico-naturalista de algunas partes de su enseñanza. Pero el valor que nuestros antepasados ha llevado heroicamente y con el precio de un sufrimiento sin nombre, a pesar de todo su ser orgánico que se sublevaba y cedía hasta que, sin un lamento, luego de haber dado todo, se derrumbó. Este valor que se encuentra más allá de su “filosofía”, más allá de su humanidad, más allá de ella misma, idéntico a un significado cósmico, reflejo de una fuerza eónica —el hvarenô y el fuego terrible de las iniciaciones solares— este valor espera todavía ser comprendido y asumido por los contemporáneos. Ya en el mismo se encuentra la alarma, la apelación al disgusto, al despertar y a la gran lucha: aquella en la cual —tal como dijéramos— se decidirá el destino de Occidente: el de caer en un crepúsculo o el de encaminarse hacia una nueva aurora.
Liberando la doctrina politeísta germánica de su parte naturalista, reconociendo que sólo es verdadera en tanto se la comprenda como portadora de valores suprabiológicos y, querríamos decir, sobrenaturales, entonces esta doctrina para muchos puede ser una vía a través de la cual se puede arribar al gran océano, al mundo de la universalidad solar de las grandes tradiciones nórdico-germánicas, desde cuya cumbre se impone el sentido de toda la miseria, de toda la irrelevancia y de toda la insignificancia de este mundo de encadenados y de poseídos.
Los valores nórdico-paganos son valores trascendentes, que reciben su verdadero sentido sólo desde lo interno de aquella concepción completa antimoderna. Pero los mismos también podrían constituir unos principios éticos, aptos mientras tanto para formar una base para una nueva educación y para un nuevo estilo de vida, libres de la hipocresía, de la vida y de las alucinaciones de las generaciones últimas.
La experiencia pagana no es para nada una experiencia imposible y anacrónica desde cualquier punto de vista. ¿No sentimos acaso casi todos los días cómo el “paganismo” del mundo moderno es constatado y deplorado por los representantes de las religiones europeas? Este paganismo es en gran medida, es verdad, un paganismo imaginario: se trata de un mal en cuya raíz quien nos ha seguido hasta aquí sin dificultad puede reconocer a las fuerzas y a las condiciones que en su origen han alterado el mundo antiguo precristiano.
Muchos creen que vivir de forma pagana consiste en dar libertad a sus instintos, deshacerse de toda idea de pecado o examen de conciencia, comer bien, beber bien y copular mejor o, mejor dicho, un paganismo de bulevar en el cual se alude a los actos antiguos en el culto a Dionisos – Bacanales, borrachera- sin advertir que aquella era la época de decadencia del imperio griego, como también la orgiástica oriental que ya se sale de la norma. El paganismo es todo lo contrario y pone entre el hombre y el universo una relación fundamentalmente religiosa. El paganismo es una fe que reposa sobre la idea de lo sagrado, y sagrado quiere decir respeto incondicional a cualquier cosa. El paganismo no es el retorno al pasado, al origen puro, pues lo anticuado cae por sí mismo; se trata de volver a unir la historia con el hoy, unirnos a lo eterno, hacerlo refluir, volver a la escuela del mythos y de la vida. El paganismo está conforme con las leyes generales de lo viviente.

[1] Promover «la fe» en los dioses paganos es un sinsentido absoluto. La fe —esa relación personal, junto con todo lo que implica, que el creyente establece con la divinidad— es cosa exclusiva del cristianismo (o más generalmente de las tres religiones del Libro). En el culto de los antiguos dioses se desconocía lo que el cristianismo entiende por «fe». Lo único que se conocía —y, sobre todo, lo único que hoy cabe conocer— es un culto, un ritual, una simbolización. Junto con la intervención de los dioses —benefactora o nociva: pregúntenselo, si no, a aqueos y troyanos— en los asuntos humanos.

EL ESTADO GRIEGO HA RECONOCIDO FINALMENTE LA RELIGIÓN ÉTNICA HELENA COMO UNA ‘RELIGIÓN CONOCIDA’

Al igual que la Comunidad Odinista de España-Asatru, COE, que legalizó el pagismo en España en ele año 2007, otra entidad con espíritu de lucha y sacrificio,  el (YSEE),  el Consejo Supremo de Griegos Gentiles, ha hecho lo propio en Grecia, a pesar de  la férrea oposición de la Iglesia Ortodoxa; el YSEE ha conseguido en 2017 lo que COE logró en 2007.

Queda mostrado una vez mas que nuestros derechos solo pueden ser arrancados mediante luchas épicas. Nada nos dan ni nos darán, por mucho que tengamos derecho a ello legalmente.

Hoy la COMUNIDAD ODINISTA DE ESPAÑA-ASATRU, COE, está inmersa en una lucha de semejante calibre que la de los griegos. LA DECLARACIÓN DE NOTORIO ARRAIGO DEL ODINISMO-ASATRU  por parte del estado. Solo la unión de todos los esfuerzos aunados en una misma voluntad  harán posible esta victoria sin precedentes en la Europa meridional. Desde COE felicitamos a nuestros hermanos griegos y pedimos a nuestros Dioses Fuerza y Honor para llegar a cumplir nuestros objetivos.

Atenas, Grecia – El 9 de abril, el Consejo Supremo de Griegos Gentiles (YSEE), una organización religiosa que trabaja para restaurar la religión indígena de Grecia, emitió un comunicado diciendo que el politeísmo griego ha recibido el estatus legal en Grecia. Antes de esto, los paganos griegos no tenían libertades religiosas tales como la posibilidad de comprar un terreno para crear lugares de culto ni podían tener clero pagano y realizar ceremonias tales como de matrimonio.

[youtube https://www.youtube.com/watch?v=Ly_E6DLHYo8]

Ayer, el secretario del Consejo Supremo de Griegos Gentiles (YSEE) anunció que después de más de veinte años de lucha, el Estado griego ha reconocido finalmente la religión helénica como una ‘religión conocida’ de acuerdo con el párrafo 17 de la ley correspondiente – la única forma de reconocimiento para una religión en Grecia. El párrafo mencionado incluye el permiso para construir un templo, así como el derecho de ejercicio público de cualquier religión reconocida.

El reconocimiento de La religión helénica como una ‘religión conocida’ es sólo el primer paso hacia un reconocimiento general del helenismo. Ahora el YSEE en Atenas todavía está esperando para ser reconocido como un órgano estatutario religioso en Grecia. El Consejo Supremo de Griegos Gentiles se acercará a la Corte Europea de Derechos Humanos de Estrasburgo si el estado no les deja otra opción, dijo su secretario.

A diferencia de Estados Unidos, Grecia no tiene una ley de libertad religiosa específica incorporado en su ordenamiento jurídico. En su lugar, se rige por la Organización de las formas jurídicas de las comunidades religiosas y sus organizaciones en Grecia . A partir de ahora, sólo seis religiones fuera de la fe ortodoxa griega son reconocidos como «religiones conocidas. Y, incluso aquellas prácticas que permitan alcanzar este estatus a menudo se enfrentan a una dura batalla en el ejercicio de sus derechos. Por ejemplo, los musulmanes en Atenas han luchado por más de 10 años para construir una mezquita, y hasta ahora no han tenido éxito.

 

Consejo Supremo de Griegos Gentiles

El reconocimiento de la religión griega se produjo después de que fue rechazada en 2015. De acuerdo con la YSEE, el rechazo demostró que el gobierno griego, “… aún tiene que deshacerse de sus caprichos bizantinos y medievales y […] incapaces de respetar la dignidad con su propias leyes “.

“Se ha rechazado por intermedio de su Tribunal de Primera Instancia, la moción firmada por cientos de Ethnikoi helenos para obtener el reconocimiento como una entidad pública de carácter religioso para su origen ancestral, indígena, e históricamente continua hasta nuestros días a pesar de crueles persecuciones por el cristianismo.”

YSEE se ha registrado actualmente como una organización sin ánimo de lucro y, como se explica en su página web, ha estado en la primera línea en la batalla en curso para el reconocimiento de la comunidad religiosa.

Entrevista con el Sr. Vlassis Rassias, el secretario general del Consejo Supremo de Griegos Gentiles, sobre lo que significa para los paganos helenos étnicos en Grecia y cuáles son los siguientes pasos son en el logro de la derecha religiosa en Grecia.

PREGUNTA: Si este es el primer paso hacia un reconocimiento general del helenismo, ¿cuál es el siguiente paso?

Vlassis Rassias : Este fue el reconocimiento de nuestra religión como tal, por las autoridades oficiales del Ministerio de Educación y Asuntos Religiosos griega. Para su crédito, nos dieron permiso oficial para un lugar de culto en Atenas, promoviendo así la religión étnica Helénica a la condición de “religión conocida” en Grecia, según el artículo 3 de la Constitución. El siguiente paso para nosotros es el reconocimiento de la organización oficial de la religión étnica Helénica (el Consejo Supremo de Griegos Gentiles, YSEE) como una corporación legal de carácter religioso, de acuerdo con la relativamente reciente Ley 4301/2014, algo que es hasta el momento absurdamente rechazada por los tribunales griegos, que resisten nuestro propio nombre, y más particularmente el término “étnico”, aunque las autoridades oficiales del estado ya nos han aceptado bajo nuestro título propiamente Helénica religión étnica. Tenemos una situación bastante extraña aquí, exactamente lo que nuestros antepasados llamaban “tragelafos” ( “τραγέλαφος”).

PREGUNTA: ¿Cómo se YSEE informó que la religión griega es ahora una religión conocida?

VR : Se recibió la respuesta oficial de las autoridades oficiales del Ministerio de Educación y Asuntos Religiosos, griega en respuesta a una solicitud de la nuestra, que había presentado junto con el gran número solicitado de documentos estatales, que certifica la idoneidad de nuestro lugar de culto , en cuanto a su legalidad, seguridad contra incendios, saneamiento, y tal. La respuesta mencionado anteriormente también se notificó a diversas autoridades competentes, como el Ministerio del Interior, la Oficina de Registro, y tal.

TWH: Lo que se gana por ser reconocido como un organismo de derecho público religiosa?

VR:  Estamos ahora bajo la protección de la ley, en el mismo grado que el resto de 5 – 6 religiones no cristianas que ya están clasificados como “religiones conocidas” en nuestro país. Podemos registrar a partir de ahora nuestros hijos en el Registro Civil como pertenecientes a la religión helénica étnico, y vamos a realizar rituales de la boda hellenic con pleno valor jurídico. Seguimos siendo a pesar de una organización sin ánimo de lucro, no es un organismo de derecho público religioso. Como órgano estatutario religiosa, que es lo que por el momento se niega a nosotros, vamos a funcionar más adecuadamente en los asuntos que conciernen a nuestra religión y, por supuesto, no vamos a pagar todos los años los 500 – 1.000 euros con cargo desde 2011 por el Estado griego en deuda en todas las organizaciones sin ánimo de lucro.

PREGUNTA: ¿Era YSEE responsable de este cambio en el estado? ¿Qué hicieron vds para que esto sucediera?

VR : Este y todos los futuros logros de los objetivos de la Hellenic religión étnica, es y será el resultado de la lucha ininterrumpida, estratégica, colectiva y dedicada de nuestra organización que este mes de junio celebra los 20 años de su funcionamiento con su nombre actual . Una década antes de la fundación de YSEE que operaban a través de “diipetés” ( “Διιπετές”), una revista trimestral ya desaparecida para la defensa moral y la restauración de nuestra religión.

El Sr. Rassias dice YSEE estará celebrando el reconocimiento legal de su religión durante su celebración anual de Charisia-Aphrodesia, que es una práctica religiosa en honor de Afrodita y la beneficencia, el 22 de abril.

ODINISMO, CARL JUNG Y «LA RELIGIÓN SIN DIOS»

Ciertos debates se han abierto ante la afirmación de que Ásatrú es una religión sin dioses, tal como se muestra en el vídeo compartido por Comunidad Odinista de España – Ásatrú la semana pasada.

(https://www.facebook.com/zoominespana/videos/10154316173303934/)

Como bien sabemos, y podemos también comprobar en el vídeo, el Odinismo es una religión sin dogmas, por tanto, dentro de unas bases razonables y comunes, cada miembro puede tener su visión de éste.

Pero… ¿Cómo se puede llegar a ver esta religión como una religión sin dioses? ¿No es esto un sin sentido?

Una religión es un conjunto de creencias, comportamientos y ceremonias propias de un determinado grupo humano y con las que el hombre reconoce una relación con la divinidad.

Sin embargo, en el Odinismo, gracias a su apoyo a la individualidad y la búsqueda del propio camino, se establece que esta conexión con la divinidad se puede dar de muchas formas.

Más allá del hecho de participar en una ceremonia por cultura, tradición, respeto o gusto, estas se podrían plantear como la búsqueda de nuestra propia «divinidad».

Ásatrú nos dice que «los dioses, tanto Æsir como Vanir, se encuentran en hermandad y armonía con todos nosotros, y aunque, sus actos sean ambivalentes, se encuentran unidos frente a las fuerzas destructivas y del caos.».

Vale, ¿Qué significa todo esto? ¿Cómo puede estar lo primero encadenado a lo segundo?

Si lo planteamos desde las teorías del psicólogo Carl Jung, podría arriesgarme a afirmar que fácilmente.

Partimos de que, según Jung, existe un «Inconsciente colectivo», que trasciende el «Inconsciente personal» y la razón, esto se manifiesta a través de los símbolos inconscientes, ancestrales y primordiales que todos conocemos por naturaleza (como el saludar con la mano, por ejemplo).

Esto es sin duda aplicable a las religiones y mitologías, por las cuales Jung también se interesó, y acabó determinando que, en los hombres de diferentes culturas, había imágenes oníricas y fantasías correlacionadas con motivos similares, a estas las llamó «Arquetipos junguianos».

Estos arquetipos son símbolos que representan ideas comunes en las personas, la visión de la naturaleza, los sentimientos, las virtudes, e incluso, cargos y posiciones sociales.

¿Y qué son si no nuestros dioses que la viva imagen de estos arquetipos? Thor el héroe, Odín el sabio, Tyr el guerrero, Freya la naturaleza… Todos estos símbolos, más allá del nombre que les pongamos de manera consciente, están dentro de nuestro instinto biológico de manera innata y hereditaria.

El uso de estos arquetipos afecta emocionalmente a la consciencia, por tanto, son el camino hacia nuestro verdadero yo, lo qué Jung llamó el «Sí-mismo».

El «Sí-mismo» representa el epicentro de nuestro ser, Carl Jung afirma que está formado por el «Yo consciente», la imagen que damos de nosotros, la «Sombra», nuestro lado instintivo e inconsciente (que generalmente rechazamos), y el ánima o animus, nuestra parte femenina o masculina (la contraria a nuestra condición sexual biológica, y, por tanto, generalmente también rechazada).

Al igual que como se pretende en nuestra religión, Carl Jung decía que debíamos partir del colectivo a la individualidad, y para hacer esto, debíamos aprender a querer todas nuestras partes y saber aprovecharlas, siendo y queriéndonos como realmente somos, a este proceso lo llamó «Individuación».

Por último, añadir que Jung veía el «libido» como la energía psíquica y vital que nos mueve a hacer las cosas, una energía que no se pierde, si no que fluye, se focaliza y redistribuye.

Por tanto, y para concluir, podríamos decir que cuando en Ásatrú nos referimos a la comunicación con los dioses, no nos referimos a otra cosa que la focalización de la libido hacia nuestras metas e ideas, lo cual logramos mediante los arquetipos que encarnan nuestros dioses, y que no son otra cosa que un llamamiento a nuestro inconsciente y, por tanto, a la totalidad del Sí-mismo, para así involucrarnos con toda nuestra energía y potencia en nuestros propios propósitos.

RESOLUCIONES ADOPTADAS EN EL ALÞING DE INVIERNO 2016

cuervos

  • Puesta en común de los acontecimientos recientes en el Odinismo español:

◦              Desaparición de la AFA en España. Se pusieron en común las informaciones que cada miembro asistente quiso aportar, así como las distintas opiniones de quienes quisieron compartirlas con el resto de la Asamblea.

◦              Proclamación oficial de la postura Tribalista del COE. Ante la necesidad de adoptar una postura oficial consensuada sobre la línea del Odinismo que defiende nuestra organización, se votó por unanimidad la adopción oficial de la postura Tribalista, quedando ésta definida del siguiente modo: la Comunidad Odinista de España- Ásatrú respeta y admite en su seno a cualquier persona que, habiendo abonado su cuota de miembro, practique y/o adopte los usos y costumbres de nuestra Comunidad, cumpliendo con el debido respeto a nuestros dioses y diosas, ancestros y espíritus afines, así como con nuestro código ético sintetizado en las Nueve Nobles Virtudes: Coraje, Verdad, Honor, Fidelidad, Disciplina, Hospitalidad, Laboriosidad, Confianza y Perseverancia, sin importar su nacionalidad, etnia o condición social o sexual.

◦              Situación del proceso de Notorio Arraigo. Se informó a la Asamblea de los progresos que nuestra Confesión ha realizado a este respecto. El Alsherjargóði Ernesto García insistió en remarcar la ingente aportación económica realizada de modo altruista por Juan Carlos Vázquez, que ha superado cualquier otra donación realizada hasta la fecha: por ello, se planteó llevar a cabo algún tipo de ceremonia u homenaje en el Templo de Gaut. Con respecto al asunto del Notorio Arraigo, y debido a que se desarrolla al ritmo que imponen los plazos y procedimientos legales, se decidió conceder mayor atención a otros asuntos relacionados con nuestra Confesión.

  • Cuestiones organizativas:

◦              Elaboración de un censo de la membresía. A fin de poder prestar un mejor servicio a nuestros miembros, así como poder regularizar de forma integral a la membresía, Manu Garzón propuso la elaboración de un censo que permita trabajar con datos reales y fiables. Se decide por unanimidad que se realizará una vez haya sido renovada la Junta Directiva.

◦              Cuestión de los carnets de socio y números de afiliación; propuesta de creación de una plantilla en formato electrónico y físico para el manejo de datos. Esta propuesta se halla unida a la anterior, por lo que se decidió darle la misma salida.

◦              Propuesta de formación de un Consejo (miembro de la Orden Sacerdotal, miembro de la Guardia de Gaut y representante de los fieles) para resolver las cuestiones cotidianas. La propuesta, formulada por Daniel Bernaldo, responde a la queja de la nula capacidad y actividad de la actual Junta Directiva, con lo que se supedita a la renovación de la misma.

◦              Revisión de los cargos de Delegado y Subdelegado, así como el de Tesorero; actualizar y reafirmar si procede. Se consensuó la figura de las Delegaciones del siguiente modo: se entiende por Delegación la unión de todos los miembros de la Comunidad Odinista de España – Ásatrú que vivan en una misma comunidad autónoma, y cuyas actividades oficiales son coordinadas por un Delegado, que se encargará de hacer llegar las informaciones oficiales a los miembros de la Confesión que residan en su Delegación (comunidad autónoma); a fin de ayudarlo en su tarea, el Delegado tiene la potestad de nombrar un subdelegado por cada provincia de su Delegación. De igual modo, puede también destituir al citado subdelegado, quien, en caso de no aceptar su destitución, puede pedir la revisión de su caso a la Junta Directiva que, en caso de considerarlo lícito, convocará un Alþing extraordinario para juzgar el caso. Los Delegados serán nombrados por la propia Junta Directiva y destituidos, si procediese, por la misma. Con respecto a la figura del Tesorero, y habida cuenta de que uno de los puntos del orden del día contemplaba la renovación de la Junta Directiva, se decidió que quedaría resuelto entonces.

◦              La cuestión de las Delegaciones en América. Se decidió por unanimidad la siguiente resolución: quedan anuladas, desde este momento, todas las Delegaciones de la Comunidad Odinista de España – Ásatrú de América, destituyendo así a todos los Delegados de los territorios americanos y retirándoles el derecho del uso de nuestras siglas, nuestros logotipos y nuestros símbolos de identidad. COE no responderá, pues, de las declaraciones o comunicados que emitan las ya extintas Delegaciones. Se garantiza, naturalmente, la cobertura a todos nuestros miembros de pleno derecho que se mantengan al día en sus obligaciones de pago de cuota anual y que residan en los citados territorios. En lo que respecta nuestras Delegaciones en otros puntos del mundo, se mantienen provisionalmente las Delegaciones de COE-Portugal y COE-Inglaterra, cuya continuidad se decidirá en el próximo Alþing.

◦              Renovación de la Junta Directiva Nacional y atribuciones respecto al Ministerio de Justicia. Todos los cargos se aprobaron por unanimidad. El organigrama quedó del modo siguiente:

  • PRESIDENTE: Ernesto García
  • VICEPRESIDENTE: Manu Garzón
  • SECRETARIO: Daniel Bernaldo
  • TESORERO: Nacho March

Inmediatamente después de la votación, la renovada Junta Directiva Nacional aprueba la primera medida en relación con la membresía y atendiendo a la necesidad de estrechar el control sobre las cuentas y nuestros miembros: se decide que, para el año 2017, el período de pago de la cuota anual dará comienzo el 1 de enero y finalizará el 30 de abril del mismo año, considerando así como miembros de pleno derecho exclusivamente a aquellas personas que abonen su cuota dentro del plazo estipulado. De este modo, podrá presentarse un balance de cuentas fidedigno y un censo preciso en el próximo Alþing ordinario, que será convocado por el Presidente cuando lo estime conveniente.

  • Cuestiones generales:

◦              La cuestión del alcohol en las festividades. A fín de normalizar las celebraciones y dotarlas del debido sentido religioso, se regula su ingesta, tratándo de reducir su consumo lo máximo posible. Nuestras celebraciones NO son botellones. La Guardia de Gaut se encargará de hacer cumplir este punto.

◦            Ya que ésa es precisamente una de sus cometidos de cara al resto de la Comunidad Odinista de España-Ásatrú. Asimismo, se decidió comunicar públicamente que, si bien no es la intención de nuestra comunidad el coartar la libertad individual de los asistentes a sus eventos, sí que se exigirá a los mismos el grado de educación y decoro mínimos en tales ocasiones, concediendo a la Guardia de Gaut la potestad para actuar en consecuencia, pudiendo negar la participación de aquellos individuos que no observasen el debido respeto, o incluso expulsar a elementos abiertamente hostiles.

◦              Definición de atribuciones y obligaciones de los miembros de la Guardia de Gaut con respecto al resto de la Confesión. De cara a clarificar todos los elementos que componen la Comunidad Odinista de España-Ásatrú, Manu Garzón propuso explicar de modo oficial la utilidad de la Guardia de Gaut. Varios miembros de la misma se ofrecieron a aclarar las dudas que diversas personas habían expresado a nivel oficial. Así pues, la síntesis de lo expuesto queda del siguiente modo: la Guardia de Gaut es una hermandad autónoma en su funcionamiento pero dependiente de la Confesión, cuya principal finalidad es la de ofrecer protección al Templo de Gaut y a los asistentes a eventos y ceremonias oficiales de la Comunidad Odinista de España- Ásatrú, fomentando igualmente las tradiciones guerreras y las artes de combate tradicionales de nuestras tribus, siendo su representante ante la Junta Directiva Nacional el individuo de mayor rango dentro de la citada hermandad, denominado Hersir, cargo que actualmente ostenta Juan Carlos Vázquez.

  • Actividades oficiales:

◦              Confirmación de la visita a la exposición “VIKINGOS: Guerreros del Norte, gigantes del mar”, en el MARQ (Museo Arqueológico de Alicante), que ya fue aprobada en el anterior Alþing. El punto fue propuesto por Jack, quien a su vez propuso la actividad en el anterior Alþing, pero a quien le fue imposible asistir a éste. Tras estudiar la Asamblea lo propuesto, se llegó a la conclusión de que el promotor de la actividad y encargado de la misma no había ofrecido aún ninguna planificación logística, necesaria para poder llevar a cabo la actividad, como una relación de puntos de hospedaje y sus tarifas, así como restaurantes, etc., de forma que se pudiera ofrecer un precio fijo y cerrado a los interesados. De este modo, y siempre que el encargado de coordinar la actividad ofrezca a la Junta Directiva la planificación de la misma, el Círculo Odinista de España-Ásatrú estará dispuesto a promocionar y apoyar la citada visita.

◦              Creación de un grupo estable para elaborar el boletín periódico de COE. La coordinadora de la actividad, Sofía Wuerich, expresó su queja formal ante la falta de compromiso que mostraban algunos de los implicados en esta actividad. Habiendo reconocido la Junta Directiva la importancia de promover el desarrollo del boletín, se deshizo el anterior equipo, manteniendo a su coordinadora, y dejando abierta la participación de cualquier miembro de pleno derecho que desee colaborar aportando ya sean textos (artículos de opinión, etc.) o arte (dibujos, pinturas, viñetas, etc.), y comprometiéndose la coordinadora a publicar el primer número en el momento en que hubiese suficiente material como para ofrecer un producto con una mínima garantía de calidad.

No habiendo ningún otro punto que tratar, el Presidente de la Comunidad Odinista de España- Ásatrú, Ernesto García, dio por finalizado el Alþing.

Campamento de Verano Freyfaxi COE 2016

Campamento 2016

Duración: Del 17 de Agosto hasta el 21 de Agosto (5 días).

Objetivos:

– Conseguir reunir al mayor número de miembros de COE en un mismo lugar hasta la fecha, y desarrollar con ello una experiencia real de comunidad y convivencia.

– Asistir y hacer celebración de una fecha importante para nuestra organización, Freyfaxi:

  • Freyfaxi: Se rendirá culto a Freyr y a Sif, la tarde-noche del 20 de agosto, Manu Garzón oficiará la ceremonia.

– Trabajar en la siguiente etapa de reconstrucción del Templo de Gaut y el Jardín de Freya, desde el día 18 hasta la mañana del 21 inclusive.

Actividades propuestas:

Visita y actividades en el Museo Municipal de la Cuchillería (967 616 600) y el Museo de Albacete (967228307) (Día 18), Visita al Jardín Botánico de Castilla-La Mancha (967238820) (Día 19), Ceremonia de Freyfaxi (día 20), Rutas por el río Jucar (día 21 y complementario a otros días), tiro con arco (complementario), reconstrucción del Templo de Gaut y el Jardín de Freya (todos los días, preparación el día 17).

Organización:

Los asistentes deben confirmar previamente, se requerirá de tiendas de campaña para dormir en el templo,  también se deberán llevar aproximadamente 25€ para la comida de los 5 días.

Además, los asistentes se dividirán en dos equipos que ellos mismos tendrán que haber elegido:

Equipo de Thor: Se encargarán de la reconstrucción del templo de Gaut, teniendo que techar una parte del templo, levantar unas columnas de madera y un toldo, así como reformar algunas partes de la muralla.

Equipo de Freya: Se encargarán de las actividades de apoyo, cocina y abastecimiento, también van a darle los últimos detalles al jardín de Freya, replantando, poniendo muretes al camino, e instalando un sistema anti sequía.

Las rutas están aquí:

http://www.abctbonodescuento.es/5-rutas-a-pie-para-conocer-el-valle-del-Jucar_es_1_8.html

Museo de Albacete: http://www.patrimoniohistoricoclm.es/museo-de-albacete/

Museo de Cuchillería: http://www.museo-mca.com/#_=_

Jardín Botánico: http://www.jardinbotanico-clm.com/#_=_

Manifiesto por un Odinismo moderno

foto-ampliada-842-1e¿Cuáles son las características religiosas en el odinismo actual? Hay posturas que tienen un carácter más laico y profano, que por su oposición a cualquier referencia teológica, no reconoce la importancia de lo sagrado, que tanto papel juega en posturas semejantes a la suya. No obstante, en las otras manifestaciones del odinismo se asume con normalidad su carácter religioso y la fuerza de lo sagrado, que todo lo envuelve y lo penetra. Asimismo todas las posturas que se distancian del cristianismo se alimentan también de la fuerza de lo sagrado.

Además de este carácter religioso, hay algunos rasgos que nos permiten acercarnos a una más adecuada comprensión del odinismo.

  1. Es la religión de la Naturaleza. La Naturaleza es concebida como un organismo vivo, que se basta a sí mismo y que en este sentido es «eterno». Por tanto se excluye la idea de creación, que supone a un Dios (personal) que contrapone al mundo, a la Naturaleza. La única divinidad tangible es la fuerza y la energía de la Naturaleza que percibimos a través de los Dioses Ases, una concepción indoeuropea celeste, que se complementa y tienen su contrapunto a través de las divinidades Vánicas.

Queda excluida también la concepción propia de la mentalidad científico-tecnológica que ha desencantado o desacralizado el cosmos. La Naturaleza está dominada por espíritus y fuerzas que son las que animan y unen en un único cuerpo a todo lo que existe. Eso es lo divino y lo sagrado:

-Algo que no podemos dominar ni controlar y que por el contrario envuelve, penetra y alienta a cada uno de los seres. Lo sagrado natural no separa cielo y tierra, existencia mundana y vida ultraterrena.

-Si hubiera un Dios diferente, un Dios que fuera realmente otro respecto al mundo, establecería separaciones, escisiones, divisiones, y por ello divisiones antinaturales.

  1. Al igual que no hay creación, tampoco hay resurrección ni encarnación. La muerte no debe ser comprendida ni como acabamiento ni como aniquilación, pero tampoco como paso a un mundo que sea distinto del que ahora ya experimentamos. Se da una pervivencia o prolongación en la dinámica del mismo mundo, como partícula de la energía inagotable de la Naturaleza. En este sentido resulta comprensible (más aún, prácticamente inevitable) la idea de reencarnación: una prolongación que no exige la conservación de un yo personal:

Tras la muerte el hombre continúa existiendo, si bien cambiando de soporte energético, al modo como se puede mantener información en soportes de carácter virtual. También en este caso la energía (impersonal, en cualquiera de sus concepciones) queda sacralizada, impregnada de un calor y fundamento divino. Pero al menos (y esto es lo que se pretende) al hombre se le ofrece una respuesta que aporta sentido al hecho de su muerte.

  1. El odinismo es ante todo una celebración de la Vida. Es una manifestación del modo de entender la Naturaleza. Una y otra deben ser escritas con mayúscula porque es la realidad máxima y única, que designa la totalidad en un cuerpo común. Se puede hablar de inclusión cosmobiológica: cada uno de los seres está incluido en la totalidad, que es el cosmos en su dinamicidad interna. El odinista sabe que cada animal, cada planta, cada forma mineral, desarrolla a su modo la Vida. También el hombre. Por eso, todo hombre debe recordar las fuerzas que nos elevan y nos sostienen para venerarlas. La vida y la conciencia son los regalos que nos ofrece la Vida, y por eso a ella debemos dirigirle nuestro respeto y nuestro honor. Lo divino es el aliento y la atmósfera que hace posible que ese conjunto vital despliegue todas sus virtudes y potencialidades. Por eso la celebración odínica puede concebirse y plantearse como una auténtica danza cósmica en la que todos y cada uno de los seres son actores.

Esta pertenencia a la Vida es lo que permite salir de la propia soledad. Cada ser, sobre todo si es consciente, se siente separado, desgajado, dividido interiormente, en el caso de que no se descubra integrado en una plenitud que todos comparten y a la vez realizan. Si las plantas brotan y los frutos granan, el ser humano debe gozarse de que la misma Vida se manifieste en una variedad tan rica y abundante de formas y de figuras.

El odinismo se entiende como una religión «verde», es decir, preocupada por defender, mantener y conservar el equilibrio de la Vida de la naturaleza. En este sentido se opone a la explotación y abuso que la humanidad ha ejercido sobre la naturaleza y las diversas manifestaciones de la Vida. Esta actitud destructora e irresponsable se debe ciertamente a la técnica moderna, pero igualmente al cristianismo, que concibió la tierra como un objeto que le ha sido entregado para el dominio y el control. En el antropocentrismo propio de la tradición moderna y cristiana, el odinismo pone en el centro la Naturaleza/Vida porque es el único modo de respetar a todo lo que existe.

  1. Esta concepción queda abierta también a derivaciones de carácter histórico y político. La presencia del cristianismo en Europa contribuyó a debilitar las energías propias de los anteriores habitantes de Europa. La fe cristiana, en consecuencia, ha sido negativa para la identidad y la vitalidad del hombre europeo. Consiguientemente hay que dar origen a una política que promueva el retorno a los valores antiguos, estableciendo como paréntesis todos los siglos de cristianización.
  2. El yo humano debe ser considerado como naturaleza y vida. Hay que resituar por tanto al hombre en su lugar exacto, como parte de un universo del que recibe su energía y su fuerza. Sólo así podrá encontrar su armonía y su equilibrio. Esto no significa que el odinismo deba ser concebido como un materialismo. El hombre no es simple materia comprendida en su estructura química o física. El odinismo enseña que en su intimidad más profunda están escondidas una sabiduría y una memoria peculiares que deben ser despertadas y desplegadas como una armonía que le permite entrar en contacto profundo con todos los seres. Por eso vive del asombro y de la veneración hacia todas las cosas, que nunca utilizará como objeto de manipulación. Más materialista resulta, a los ojos del odinista, el modo de actuar de la sociedad de consumo. Y no menos materialista aparece el cristiano que reduce todo lo que existe (salvo los seres humanos y divinos) a mera cosa, materialmente considerada.

La sabiduría que ilumina al hombre proviene del fondo de la naturaleza y de la Vida. No hay por ello revelación, es decir, una palabra que proceda desde más allá de la Naturaleza y que le pueda comunicar desde fuera verdades que deba conocer o máximas de comportamiento que deba seguir. La única revelación posible es el desvelamiento de las dimensiones profundas de la naturaleza que se expresan a través de la intimidad del hombre y a través del resto de las cosas, cuyo lenguaje el hombre puede captar ya que se encuentran en una sintonía radical.

  1. Propia del odinista es la moral del respeto a la Naturaleza y a los otros. Respecto a los seres no humanos ya ha quedado suficientemente expresado: no puede ser destruida ninguna forma de vida, cada una de ellas debe ser favorecida y potenciada. Eliminada la voluntad de dominio y de control por parte del hombre, la Naturaleza podrá desplegar su Vida con libertad y espontaneidad, en la hermosa e inmensa pluralidad de manifestaciones.

Respecto a los seres humanos podríamos resumir en esta fórmula el criterio ético fundamental: haz lo que quieras mientras no perjudique a nadie. Se respetan de este modo las apetencias y deseos del hombre. Con ello se deja espacio para que también su espontaneidad y su libertad no queden coartadas. Pero ello no debe ser concebido de modo absoluto o aislado. Ello iría en contra de la «inclusión cosmobiológica». El otro también tiene sus derechos, su libertad, su espontaneidad. Pero en la Naturaleza ambos deben integrarse y encontrarse, ya que forman parte del mismo cuerpo global. Lo que no se debe admitir es ninguna norma o ley que proceda desde fuera o que reprima las tendencias naturales del hombre. De este modo se desarrolla una ética que procede de la Vida y sirve a la Vida.

  1. La sacralización de la naturaleza y la exclusión de un Dios transcendente y personal lleva consigo la proclamación del politeísmo. La fuerza vital de la naturaleza no puede expresarse en una única figura o en un único ser. Cada una de las energías de la Vida debe ser honrada, venerada y cultivada. Lo divino se manifiesta de modos múltiples y todos ellos deben ser acogidos con cordialidad y como oferta para el desarrollo mismo de la vida del hombre.

Esta concepción politeísta de la divinidad permite una mayor flexibilidad y creatividad. Lo divino no es algo cerrado o clausurado ni concentrado en un solo momento. Por eso a través de los siglos y de las circunstancias puede haber desvelamientos nuevos de la plenitud de la vida. La espontaneidad y la libertad quedan de este modo reconocidas a lo divino, que no puede ser controlado ni domesticado por ningún grupo especial de mediadores ni puede ser fijado en fórmulas doctrinales definitivas o inmutables.

A la vez esta perspectiva permite mantener la libertad y la espontaneidad de los hombres. Nuevas situaciones y circunstancias producen nuevas necesidades espirituales o vitales, pueden permitir el despliegue de nuevas tendencias y apetencias o una renovada vivencia de las dimensiones del ser humano. Si tales necesidades son auténticas, encontrarán sintonía y respuesta en la plenitud de la Vida, que continuará ofreciéndose a la aspiración humana. La religión y su modo de vivirla pueden por ello ir evolucionando y cambiando. La religiosidad no será anquilosamiento o encorsetamiento, sino cadencia y melodía de la Vida misma.

  1. El politeísmo así entendido garantiza la tolerancia, el respeto, la comunicación y el encuentro entre los hombres. Ningún odinista moderno afirmará que su camino es el único modo de revelación de la divinidad. Menos aún reclamará poseer el camino único de la salvación. No tenemos, como ya decíamos, necesidad de ser salvados. El hombre es inocente y encuentra su yo más íntimo en el ritmo mismo de la Vida. En base a esta convicción fundamental, el odinista admite que todas las divinidades son expresiones multifacéticas de un principio vital superior y concreciones provisionales de la misma Vida que vincula a todos los hombres y que hace posibles todas las religiones.

Contemplamos la frecuencia y normalidad con la que los exponentes de la posmodernidad defienden y propugnan el politeísmo. De valores y de Dioses. La modernidad era también monoteísta: todo debía ser sacrificado a la Razón, a la Ciencia, al Progreso. Con ello quedaban oprimidas y reprimidas otras necesidades humanas y otras dimensiones de la realidad. Esas dimensiones y necesidades deben ser consideradas como más sagradas que las grandes palabras y los grandes proyectos, que siempre son abstracciones. El politeísmo, que es más humano y más tolerante, se acomoda mejor a la experiencia vital del hombre contemporáneo. Ello es lo que el odinismo legitima y potencia.

  1. Desde la confianza y la sintonía con la Vida el odinismo puede presentarse como la religión del optimismo y de la esperanza. En la sintonía y la armonía con la vida se puede experimentar un cobijo y una seguridad que permiten mirar el futuro con serenidad.

Los hombres pueden, además, apoyarse sobre sí mismos, sobre el fondo de energía que brota desde su intimidad, para desplegar sus posibilidades y para satisfacer sus propias necesidades. No hay que esperar una salvación desde fuera. Desde su energía interior puede ir encontrando respuesta a sus preguntas y aspiraciones. El pagano es por eso radicalmente optimista, pues celebra la vida de la que ya está gozando y que se le ofrece con todos sus tesoros.

Con ello la responsabilidad experimenta notables desplazamientos. No se puede hablar de responsabilidad en cuanto estar frente a un Ser superior que llama e interpela. Por supuesto, tampoco se puede hablar de una ley que pueda desatar la experiencia de culpa, menos aún de un pecado original. La responsabilidad no puede consistir más que en la fidelidad a la tierra y a los Dioses celestes, éste es uno de los puntos centrales de la confrontación con el cristianismo. Hay, por otro lado, en este optimismo primigenio y espontáneo una objeción que no puede ser disimulada ya desde este momento: la vida que se ofrece generosamente al hombre es a la vez profundamente cruel e inmisericorde. ¿Cómo mantener esa confianza en medio de la crueldad de la Vida?:

Esa es la clave que nos hace movernos a lo largo de la vida, caminando como lo haría un sonámbulo sobre el filo de la navaja, porque sentimos y amamos a nuestros Dioses, a la Naturaleza y a la vida misma y sabemos que la muerte no es sino la sombra de la luz, dos partes inseparables de una misma realidad.

Popular Party against our Odinist community

cospedal

Again the political controversy arises in our Odinist community. After the unjustified refusal of the government of the political party currently in power to officially recognize our religion, this appeared in the news:

http://www.eldigitaldealbacete.com/…/cospedal-lamenta-que-…/

(PP (or Partido Popular(«Popular Party»)), Spanish main right wing party is the political party currently in power).

Direct statements from the president of The PP in Castilla La Mancha, in a speech she gave during attendance to some other religious event unrelated to our own religion, read:

-« Some people, as long as they can get their budgets approved, will put into question even «our cultural and religious roots»… we do not want to put these into question and regardless of believers and non believers, we all belong to a society that has a certain culture and within it, the religious element plays a very important part. ´´-

It is good to remember that the village of Navas de Jorquera (located within the Albacete province) is, precisely, where the Círculo Odinista de España-Ásatrú (Spain-Ásatrú Odinist Circle) is based, so we find very dificult to take this statement lightly and simply think that it is directed only to other political parties, but it is also directed towards us.

Spain is, in theory, a secular and religious freedom state. In practice, however, we see that this is not entirely so. The matter of the blow struck by the organic law for religious freedom, not so long ago, is still skin deep. That, together with faits accomplis such as the fact that only Catholic Religion teachers get paid by the government, make us pagans very angry in the face of this untolerable and indeed discriminatory and indignant attack.

Spain was not born christian. Many cultures have passed through it and therefore none of them should be imposed on the other, let alone be used lightly by the interest of politicians.

REMEMBER: we were born as an Indo-European people, and all we ask for is respect, tolerance, acceptance and equality for our beliefs and heritage, which are as much an important part of the history of Spain and enrich our common culture as much as any of the other ones that may have gone through our country.

May The Gods be with you. Wassail!

Español

De nuevo surge la controversia política en nuestra comunidad Odinista. Tras la negativa injustificada del gobierno del PP ante nuestra Declaración de Notorio Arraigo, para que nuestra religión sea reconocida oficialmente, aparece esta noticia:

http://www.eldigitaldealbacete.com/…/cospedal-lamenta-que-…/

Las declaraciones directas de la presidenta del PP en Castilla La Mancha, en el discurso que dio durante su asistencia a otro evento religioso ajeno a nuestra propia religión, dicen así:

-« Algunos, con tal de aprobar los presupuestos, ponen en tela de juicio hasta «nuestras raíces culturales y nuestras raíces religiosas»… nosotros no lo queremos poner en tela de juicio y con independencia de que haya personas creyentes y otras que no lo son, pertenecemos a una civilización que tiene una cultura determinada y en esa cultura el elemento religioso tiene una parte muy importante. ´´-

Cabe recordar que el pequeño pueblo de Navas de Jorquera, en la provincia de Albacete, es, precisamente, donde se encuentra la sede del Círculo Odinista de España-Ásatrú, por lo que nos es muy dificil tomarnos estas declaraciónes a la ligera y pensar que están dirijidas únicamente a otros partidos políticos, sino que también van dirigidas hacia nosotros.

España es, en teoría, un estado laico y de libertad religiosa, en la practica, sin embargo, vemos que esto no es del todo así. Aun tenemos muy a flor de piel el golpe que dio la reciente Ley Organica de Libertad Religiosa, lo que junto a hechos ya bien consumados, como que solo los profesores de religión católica sean asalariados del Estado, hace que que no podamos tolerar este ataque que es, ciertamente, discriminatorio e indignante.

España no nació siendo cristiana, muchas culturas han pasado por ella y por eso ninguna debería imponerse a la otra y menos aún ser utilizadas a la ligera por el interes de los políticos.

RECORDAD: nacimos siendo un pueblo Indo-Europeo y lo único que pedimos es respeto, tolerancia, aceptación e igualdad para con nuestras creencias y legado, que son parte tan importante de la historia de España y enriquecen nuestra cultura común tanto como aquellas otras que hayan pasado por nuestro pais.

Salud y que Los Dioses os guíen.

Concurso Logotipo COE

1 Objetivo del concurso

El propósito de este concurso es la creación de un nuevo logotipo para la Comunidad Odinista de España (COE), que pueda ser utilizado para la creación de camisetas, sudaderas o parches.

El logotipo no será empleado para uso institucional, sino para ser representativo de la campaña Pro Notorio Arraigo del COE, estando presente en algunos de los regalos personalizados que se entregaran a aquellos que donen y así lo soliciten.

2 Bases

El diseño deberá ser realizado con gráficos vectoriales (con formatos SVG, AI o EPS), en su defecto, se podrá diseñar en formato PNG con transparencia, teniendo que tener una dimensión de 30x30cm (3543x3543px).

El ganador acepta ceder los derechos de su logotipo a la Comunidad Odinista de España, la cual le hará entrega del premio mencionado más adelante, así como una mención, si así se desea, en la página oficial de Facebook del COE y en la plataforma Pro Notorio Arraigo lafraguadeodin.com

3 Criterios de valoración

– Facilidad de identificación del logotipo con el COE.

– Diseño innovador y creativo, pero pudiendo emplear símbolos clásicos y característicos dentro del mismo (Mjolnir, Vegvísir, AEgishjalmur, Odroerir, Valknut…).

– No incluir texto ni números en el logotipo.

– Imprescindible que no quede recargado y que sea original.

4 Plazos y Envío

El plazo comienza el lunes 21 de diciembre de 2015, pudiendo presentar los logotipos de forma directa por correo electrónico hasta el día 29 de Febrero de 2016.

Los envíos deben dirigirse a la siguiente dirección, junto con sus datos personales: info@asatru.es

5 Jurado

El jurado estará compuesto (como mínimo) por 16 miembros del Althing, los cuales efectuarán una primera votación de eliminatoria, para reducir el número de finalistas a 5, realizándose entonces una votación final.

El jurado se reserva el derecho de no declarar ningún ganador y todos los originales no ganadores serán destruidos.

En caso de mostrarse interés por algún logotipo no ganador, el Althing se dirigirá directamente a su autor, el cual puede reservarse todos los derechos de su logotipo.

6 Premio

El premio es un cuerno tallado de beber, que se personalizará de acuerdo a los gustos del ganador.

IMG_20151220_170644

Nuestro ser determina nuestra religión.

Lucía

A diferencia de las llamadas religiones universalistas o «del Libro» (cristianismo, judaísmo, islam), cuyas implicaciones en los sistemas sociopolíticos son siempre débiles (de allí que sean fácilmente exportables), las religiones étnicas se caracterizan por su estrecha relación con las instituciones propias de las sociedades que las producen. En este sentido, es posible entender este tipo de religión como el conjunto de ideas subyacentes a formaciones sociopolíticas básicamente «primordiales», en cuanto a su esencia última; en ellas, la dependencia de lo político respecto al fundamento religioso responde a la concepción general del Cosmos como un orden de naturaleza sagrada en el que apenas se deja espacio para lo profano y al que los mismos dioses se hallan subordinados (de ahí su calificación también como «religiones del Cosmos»).

Por tratarse de un componente étnico más, equiparable a cualquier otro rasgo distintivo de un grupo humano culturalmente diferenciado (como la lengua), un sistema religioso étnico es, por definición, un fenómeno localizado e incapaz de expansionarse.

Mientras que la promesa de redención futura hace del cristianismo una doctrina especialmente atractiva para los grupos más desfavorecidos de la sociedad, el paganismo germánico, por el contrario, conecta con mayor eficacia con las personas más capaces, mejor preparadas y con mayor grado de espiritualidad de la sociedad moderna, donde la alienación tienes sus porcentajes más bajos.

Un Dios expresa los aspectos y los modos de acción del poder y no las formas personales de su existencia, por tanto, el antropomorfismo del dios, no más que su individualidad, no debe ilusionar. Tiene, también, límites muy precisos. Un poder divino representa siempre de forma solidaria aspectos cósmicos, sociales, humanos, no disociados todavía. La representación del dios bajo una forma plenamente humana constituye un hecho de simbología religiosa que debe ser situado e interpretado exactamente. El ídolo no es un retrato del dios: los dioses no tienen cuerpo. Ellos son, por esencia, los invisibles, siempre más allá de las formas, a través de las cuales se manifiestan, o mediante las cuales se exteriorizan en el templo.

 

Entrevista a COE de radio Alma, en Bruselas.

DSC07910

En la segunda hora de programa hemos hablado sobre nuevas religiones, en concreto sobre el odinismo, una religión precristiana de origen nórdico que está calando fuerte en España. Quizás por la literatura, la filmografía o porque los seres humanos siguen indagando en su interior y en el más allá, vuelven ahora su mirada a las sagas nórdicas de Thor, Odin o Balder. Islandia, los vikingos, los países nórdicos pueden ser otra vez la cuna de la nueva espiritualidad. Ernesto García, presidente de la Comunidad Odinista Ásatrú de España, ha conversado con nosotros.

Enlace:

http://www.ivoox.com/bruselas-n-5-septiembre-2015-ii-audios-mp3_rf_8174089_1.html

Radio-Alma